Descenso del abandono escolar en la enseñanza andaluza

4
ago
Casi uno de cada cuatro alumnos que terminan la ESO no sigue los estudios, Bachillerato o FP, lo que dificulta su inserción laboral

  Escrito por IDEAL

Terminan la Educación Secundaria Obligatoria y no quieren continuar estudiando (Bachillerato o FP). Es lo que se conoce como abandono escolar temprano, y afecta a casi uno de cada cuatro alumnos andaluces, en concreto al 23,8 por ciento. Si bien la tasa se ha ido reduciendo en los últimos años (en 2012 llegó al 28,8 por ciento), es 4,1 puntos superior a la media nacional, y se aleja mucho del objetivo fijado por la Unión Europea para 2020 y que se sitúa en el 15 por ciento del alumnado. El problema es que tanto la Unión Europea como la OCDE consideran que el Bachillerato (o el grado medio de FP) son el nivel educativo mínimo necesario para que los jóvenes puedan acceder con garantías al mercado laboral, cada vez más competitivo y exigente.

La Consejería de Educación destaca un aspecto positivo del dato dado ayer a conocer por el Instituto Nacional de Estadística en su Encuesta de Población Activa relativa al segundo trimestre del año. Y es que en Andalucía la tasa de abandono temprano se ha reducido en 2,2 puntos en un año (comparativa con el segundo trimestre del 2015). También ha mejorado casi en un punto con respecto al dato global de 2015, año que cerró con una media de 24,9.

De mantenerse esta tendencia, con reducciones de casi dos puntos por año, la Consejería de Educación confía en que es posible alcanzar el objetivo de la UE del 15% de abandono escolar para el año 2020, como recoge la Estrategia Europea de Educación y Formación. En este sentido, destacaron que Andalucía ha reducido su tasa de abandono en más de 14 puntos en los últimos diez años, al pasar del 37,9 al 23,8%. Además, ha logrado acortar la diferencia con respecto a la media nacional, que se sitúa en el 19,7%, con un diferencial de 4,1 puntos cuando hace dos años era de 6,1. Pero desde la Asociación de Directores y Directoras de Centros de Infantil, Primaria y Residencias se advierte del peligro de un "estancamiento" ante los recortes que, denuncian, ha previsto la Consejería para el próximo curso.

Por su parte, desde el Ministerio de Educación se valoró especialmente el hecho de que el 19,7% a nivel nacional sea la cifra más baja de la serie histórica. En el transcurso de la última legislatura se ha producido un descenso de 6,62 puntos en la tasa de abandono educativo temprano. En el año 2011, el abandono escolar se situaba en el 26,32%, pasó al 24,7% en el año 2012, al 23,6% en el año 2013 y al 21,9% en 2014. Sin embargo, la tasa española casi duplica la media europea.

Las alumnas, mejores

Un dato significativo aportado por la EPA es que el abandono temprano se da más entre los alumnos que entre las alumnas. Entre los chicos alcanza el 23,7%, mientras que solo un 15,5% de las chicas dejan de estudiar al acabar la ESO.

Un hecho que parece estar relacionado con las aspiraciones personales de uno y otro sexo, entre ellos más relacionadas con el trabajo con menor cualificación y entre ellas más interesadas en la formación.

Y es en el tema laboral donde José Blanco, secretario de Enseñanza de Comisiones Obreras, encuentra la razón de este descenso. "El mercado de trabajo está cerrado para los jóvenes, por esto muchos continúan en las aulas, no porque tengan interés en formarse, sino porque les es muy difícil encontrar oportunidades laborales", indicó.

Desde el sindicato ANPE se considera necesario promover la FP como alternativa a la universidad y establecer una mayor flexibilidad entre los ciclos formativos, el Bachillerato y otros estudios.