Formación IDEAL

¿Cómo mejorar tu velocidad de lectura para estudiar mejor?

Manuel / 10-01-2020

A la hora de ponernos frente a un temario para estudiarlo, lo normal es que tengamos que leerlo unas cuantas veces antes de proceder a realizar esquemas o resúmenes. Y, una vez los hayamos realizado, tendremos que leerlos para mediante la comprensión memorizarlos. Es por este motivo que mejorar nuestra velocidad de lectura puede ser muy beneficioso a la hora de estudiar.

Cualquier ayuda es buena para afrontar un examen, oposición o cualquier otro tipo de prueba. Utilizar técnicas de estudio es una manera de obtener mejores resultados a la hora de ponerse frente a los libros. Por ello, hemos recopilado una serie de trucos que te ayudarán a mejorar tu rapidez para leer para que puedas conseguir tus objetivos con menos esfuerzo.

ANALIZAR

Es lo primero que deberemos tener en cuenta para poder mejorar rápidamente nuestra velocidad de lectura. Si utilizamos nuestra capacidad de analizar combinada con la lectura, el rendimiento que conseguiremos será máximo. Es habitual que al leer nos centremos en cada palabra que forme la frase pero es algo que reducirá nuestra velocidad. Nuestra memoria es capaz de comprender frases con el contexto, por lo que no es necesario que seamos tan concienzudos a la hora de leer un párrafo.

VOZ INTERIOR

A la hora de leer, habitualmente utilizamos nuestra mente para repetirnos lo que estamos leyendo o, directamente, lo leemos en voz baja. Y es un error porque eso nos hace perder tiempo. Para evitar que esto suceda, es interesante leer los textos por bloques, de manera que en vez de centrarnos en las palabras de forma individual lo hagamos de manera colectiva.

MARCADOR

¿A quién no le ha pasado que mientras está leyendo pierde el hilo o, por una equivocación, vuelve a leer la misma frase? Seguramente a todos. Por este motivo es positivo disponer de algún instrumento para señalar por donde vamos. Un bolígrafo, un marcador o hasta un puntero láser pueden sernos de ayuda. De este modo no tendremos que volver atrás en nuestra lectura.

TAREA ÚNICA

No debes acompañar el estudio con ninguna otra tarea. Hacer varias tareas a la vez lo único que hará será reducir nuestra concentración sobre la más importante de ellas: el temario. Por este motivo, evita tener la televisión encendida, música de fondo o cualquier otra distracción cerca mientras lees. Será algo que conseguirás hacer de forma sencilla simplemente realizando una planificación correcta de tu tiempo de estudio.

CAMPO DE VISIÓN

Lo hemos comentado antes, centrarte en cada una de las palabras del texto te hará ser más lento. Intenta expandir tu campo visual cuando estés leyendo para que, en vez de centrarse en una palabra, lo haga en la frase completa. Si logramos expandir nuestro campo visual, conseguiremos leer más palabras en menos tiempo y tardará más en cansarse nuestra vista. Todo son ventajas.