Formación IDEAL

Alimentos buenos para estudiar que deberías añadir a tu dieta

Alberto Flores

A la hora de estudiar toda ayuda extra cuenta, desde poder tener un lugar tranquilo en el que trabajar hasta disponer de tiempo suficiente para el descanso. Uno de los errores más comunes a la hora de preparar oposiciones, asignaturas complicadas o algún examen es pensar que solo con estudiar es suficiente. Y debes saber que todo cuenta, hasta los alimentos que consumas.

Hablar sobre la preparación de asignaturas complicadas, exámenes importantes o pruebas de oposiciones siempre nos suelen llevar al mismo punto para superarlas: contar con una buena planificación. Cuando la dificultad es grande, no vale simplemente con dedicar horas y horas a hincar los codos. También es necesario disponer de un buen plan, técnicas de estudio eficientes, una rutina adecuada y contar con el descanso necesario para poder rendir al máximo.

Sin embargo, existen todavía más trucos para potenciar nuestras habilidades y que las sesiones de estudio que realicemos sean más efectivas de lo que nunca podrías haber imaginado. Por ejemplo, aunque muchas personas lo desconocen, nuestra dieta también juega un papel clave durante este proceso. Por ello hoy hemos recopilado 5 alimentos que nos ayudarán a ser más eficientes durante nuestras horas de estudio.

Frutos secos

Sin lugar a dudas se trata de uno de los alimentos más famosos en lo que a la ayuda al estudio se refiere. Alimentos como las nueces o las almendras poseen mucho fósforo, un componente que nos ayudará a mejorar nuestra capacidad intelectual. Además, son perfectos para picar durante las sesiones frente a los libros y apuntes y aportan una gran cantidad de energía, por lo que también ayudan a mantener la atención al máximo.

Plátanos y zanahorias

La fruta y la verdura son claves en toda dieta saludable que se precie. Y si queremos rendir más a la hora de prepararnos para una prueba, también son importantes. Las zanahorias ayudan a retener información de manera menos costosa, mientras que el plátano estimula la concentración gracias a que contienen potasio y vitamina C.

Avena

Se trata de un alimento que contiene una gran cantidad de vitamina B1, que es muy beneficiosa. Además, ofrece muchas proteínas y grasas saludables que nos ayudarán a retener información a corto plazo. Pero los beneficios de la avena no acaban ahí, también es positiva para nuestra piel y el sistema nervioso por lo que además de cuidar nuestra mente cuidaremos nuestro cuerpo.

Leche

La leche es rica en vitamina B12, que juega un papel protagonista para mantener las habilidades cognitivas. Y eso, en el estudio, resulta fundamental. Puedes aprovechar para tomarla con avena en tus desayunos o meriendas antes de proceder a tus horas de estudio.

Arándanos

Los arándanos, al igual que sucede con los frutos secos, son una opción muy saludable para picar entre horas durante el estudio. Además de ser muy sanos, están cargados de vitamina C y potasio, que nos vendrán de perlas. Además, según diversos estudios, los arándanos potencian la memoria así que son un aliado perfecto para preparar un examen o unas oposiciones.