Formación IDEAL

¿Cómo hacer frente a un test psicotécnico de oposiciones?

Alberto Flores

Muchas oposiciones cuentan, además de con exámenes sobre un temario y pruebas físicas, con un test psicotécnico en su proceso de selección. Explicamos en qué consisten estos test para medir las capacidades de los candidatos y cómo hacerles frente para superarlos con éxito.

Para conseguir una plaza de empleo fija a través de una oposición hay que rozar la excelencia, ya que es algo que solo los aspirantes mejor cualificados podrán lograrlo. Sin embargo, hay una gran cantidad de oposiciones en la que no solo vale con hincar codos y preparar un temario. Hacemos referencia a algunas como las que dan acceso a la Guardia Civil o la Policía Nacional, que además de contar con exámenes sobre la teoría y pruebas físicas cuentan con otra parte clave entre sus pruebas: el test psicotécnico.

Test psicotécnico: qué es

Este test puede llegar a ser uno de los grandes obstáculos a la hora de conseguir una plaza a través de oposiciones. Algo que se debe a que la mayoría de personas no están familiarizadas con el tipo de preguntas y pruebas que plantean y tampoco le dedican el tiempo necesario para prepararlo como es debido. Sus preguntas no tienen una temática concreta, sino que son cuestiones que atañen a vaios aspectos como la atención, la memoria o la capacidad intelectual en general. En este caso, las preguntas no requieren tener buenos conocimientos, sino una buena capacidad de comprensión.

Tips para superar un test psicotécnico de oposiciones

Practicar

El primer consejo para superar este tipo de prueba tiene que ver con su preparación. Lo cierto es que es bastante sencilla de llevar a cabo: basta con repetir, repetir y repetir diferentes pruebas psicotécnicas. Esto nos permitirá estar familiarizado con el tipo de preguntas que suelen contener y llegar lo mejor preparados posible al momento del examen.

Mantener la tranquilidad

Llegado el día del examen, mantener la calma para hacer frente a las pruebas de este tipo es fundamental. Como hemos explicado, para superar esta parte del examen no hace falta haber estudiado mucho, sino que lo importante es demostrar nuestra capacidad de resolución. Procura mantener la tranquilidad y estar relajado para ofrecer el máximo rendimiento.

No tener prisa

Al igual que debemos evitar los nervios, también es importante no tener prisa a la hora de contestar las preguntas. Esto no quiere decir que vayamos lento, sino que nos tomemos todo el tiempo que necesitemos para elegir la respuesta. El tiempo que nos ofrecen para estos test suele ser más que suficiente, así que lee todo y procura no cometer errores.

Evitar responder de forma aleatoria

El último consejo que vamos a ofrecer tiene que ver con evitar errores innecesarios. No hace falta que contestes a todas las preguntas, sobre todo si no tienes claro que la respuesta que vas a marcar sea la correcta. Si no sabes cuál es la buena, es mejor que dejes la pregunta en blanco. Cuando acabes con el resto de preguntas puede volver a esa parte si te ha sobrado tiempo.