La importancia de conocer idiomas. Formacion Ideal.

La importancia de conocer idiomas

Dominar dos o más lenguas nos ayuda a relacionarnos socialmente en un mundo cada vez más globalizado y a lograr objetivos profesionales

Escrito por: Daniel Andana Publicado: 25 sep

 

A principios de 2017, el barómetro del CIS recogió que casi un 60% de los españoles mayores de edad no entienden ni saben expresarse en inglés. El resto de idiomas decaen en los números hasta porcentajes mucho menores. Sin embargo, el 94,8% de los encuestados reconoció la importancia de saber hablar otras lenguas extranjeras.

Los españoles aprendemos idiomas extranjeros en el colegio, como mínimo, uno; aunque lo ideal serían dos o más. El inglés es el idioma obligatorio mayoritario en la Educación Primaria. El dominio de una segunda lengua extranjera fue valorado por la LOMCE como una de las mayores carencias del sistema educativo español, estando recogida en la Educación Primaria la posibilidad de cursar un segundo idioma en los centros que dispongan de profesionales cualificados. En la Educación Secundaria y el Bachillerato se mantiene una Primera Lengua Extranjera por obligación y una Segunda Lengua como optativa según el centro docente.

Es importante valorar en qué centro van a estudiar nuestros hijos. Ofrecerles desde muy temprana edad la experiencia con otros idiomas, además del español, será beneficioso para ellos en edad adulta. Si tenemos la posibilidad de que sean dos o más lenguas extranjeras las que cursen desde temprana edad, nos aseguraremos de estar formándoles con un conocimiento necesario para el mercado laboral y para su desarrollo personal y profesional durante los próximos años.

Según el barómetro del CIS, casi un 90% de los españoles mayores de edad no cursan estudios de idiomas. Entre los pocos españoles que sí estudian idiomas en la edad adulta, el inglés es el dominante con un 77,9%, seguido del francés con un 11%. Estos datos son preocupantes a la hora de valorar el mantenimiento de estudio de los idiomas adquiridos en la Educación Obligatoria y la entrada a aprender lenguas que no sean el castellano y el inglés cuando somos mayores de edad. 

Pese a que casi la totalidad de ciudadanos entienden que aprender idiomas es clave para el futuro, dos tercios de los entrevistados que no conocen idiomas extranjeros no se sienten perjudicados por no dominar una lengua más allá de la materna. Formarse en otras lenguas es un requisito indispensable para vivir en una sociedad globalizada y los españoles suspendemos en nuestro interés por atrevernos a expresarnos en otras lenguas.

El inglés es el rey

Cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, es común que nos pregunten cuál es nuestro nivel de inglés y si somos capaces de expresarnos en el idioma. Si el entrevistador es angloparlante, puede poner a prueba nuestras capacidades comunicativas en el idioma en ese mismo momento. Y es que el inglés se ha convertido en el rey absoluto de la comunicación empresarial. El conocimiento de dos o más lenguas a la hora de elaborar el Currículum y buscar un empleo es diferencial al elegir un candidato u otro de perfiles similares.

Expresarse en inglés universaliza cualquier tipo de contacto con otros países y fomenta la globalización de la sociedad en ámbitos sociales, laborales y de ocio. Cuando vemos a los políticos y deportistas españoles en televisión expresarse en inglés, solemos reírnos cuando cometen errores o se ven perdidos en alguna conversación. Esto demuestra que entendemos tal idioma como una necesidad absoluta de nuestro desarrollo como sociedad.

 

La fuerza del inglés está basada tanto en la gran cantidad de países que lo adoptan como lengua materna, como su extensión en todos los continentes como segunda lengua. Internet y cualquier actividad empresarial está basada en este idioma. El conocimiento del inglés se ha vuelto inamovible por su uso mayoritario en Estados Unidos, Reino Unido, India, Australia o Canadá; países que, en su conjunto, mantienen un gran índice de población y con un amplio control comercial. Este idioma es oficial en 67 países y en 27 estados no soberanos.

El tercer idioma

Sin embargo, en el mundo podemos encontrar, según estimaciones de 2017, hasta 1.121 millones de personas dominan el inglés como lengua materna o como segunda lengua. Estamos hablando de alrededor de un 15% del total de habitantes de la tierra. Esta estadística establece el inglés como una obligación personal de cada ciudadano y pone en relieve la importancia de conocer una tercera lengua en alza en el imperio económico o con una gran cantidad de hablantes.

Aquí entran en juego varios motivos para elegir una lengua u otra. El chino mandarín es la segunda lengua con mayor total de hablantes, siendo la lengua materna de casi un billón de hablantes. Unos pocos habitantes de otros países lo mantienen como segunda lengua. China, un país en ascenso económica, tiene 1.403 millones de habitantes. Conocer su idioma, siendo de un país ajeno a su sociedad, afectará positivamente al futuro profesional de quienes se atrevan a aprender este dialecto del norte, centro y suroeste del país asiático.

Si nuestra elección de un tercer idioma se basa en estadísticas de población, las siguientes opciones serían el indostánico (conjunto los idiomas hindi y urdu; hablados en India y Pakistán), con casi 700 millones de hablantes, y el árabe, con algo más de 400 hablantes en todo el mundo.

Las opciones que más valoran las empresas junto al inglés, el castellano y el chino son el ruso y el alemán. La lengua germana es importante al ser uno de los ejes de la Unión Europea. El idioma ruso, por otro lado, está en alza por el aumento del nivel adquisitivo de la población del este de Europa. Los empresarios rusos quieren adaptarse a otros países del mundo como constructores y comerciantes. El francés, portugués, bengalí y japonés quedan detrás de estos países como grandes oportunidades de futuro, sin olvidar el boom que está surgiendo en los últimos años en Europa y Norteamérica con respecto a la cultura y el comercio surcoreano.

Oferplan promueve tu formación.