Formación IDEAL

Plan de estudio: claves para unas sesiones eficientes

Alberto Flores

A la hora de estudiar es más importante una correcta planificación que el número de horas que se dedican al estudio. De hecho, uno de los principales errores que se cometen a la hora de comenzar a preparar un temario es el de ponerse a estudiar sin dedicar tiempo a organizar y planificar cada sesión.

Una de las partes más importantes del estudio tiene que ver con cómo lo afrontamos, sobre todo si hablamos de un temario extenso. Porque no, en la mayoría de ocasiones no basta con simplemente ponerse delante de los libros y ya está. Al menos no si se busca un mayor grado de eficiencia. En este sentido, para sacar el máximo rendimiento a las horas de estudio es idóneo contar con un plan detallado en el que reflejemos qué estudiar cada día y cómo debe ser nuestro progreso para cumplir los objetivos marcados.

De este modo, contar con un plan de estudio es la manera de organizarlo todo. Fijar un método de trabajo a medio y largo plazo que nos permitirá tener todo bajo control. Sin embargo, no todo el mundo está familiarizado con esto. Así que hoy repasaremos los principales pasos a dar para poder hacer un planning de estudios por nuestra cuenta y adaptado a nuestras necesidades.

Pasos a seguir para crear nuestro plan de estudios

Organizar el tiempo diario

El primer paso tiene que ver con establecer en qué invertir nuestro tiempo en cada sesión de estudio. Así sabrás lo que debes hacer cada día para poder alcanzar tus objetivos, lo que a tu vez te ayudará a determinar el tiempo de estudio diario y los temas a trabajar en cada jornada. Eso sí, procura ser realista a la hora de establecer el planning, además de dejar tiempo para otras tareas durante el tía y para descansar.

Definir qué estudiarás

Una vez completado el primer paso podremos continuar estableciendo el temario a trabajar cada semana. Lo idóneo en este sentido es establecer pequeños objetivos diarios y uno de mayor envergadura a nivel semanal. De este modo sabrás qué hacer cada día cuando te pongas delante del temario y de tus apuntes.

Objetivos

Para establecer nuestro plan de trabajo es imprescindible conocer cuáles son los objetivos. Estos pueden ir desde aprobar selectividad o una determinada asignatura, hasta lograr una plaza a través de unas oposiciones. Y, como es lógico, cada objetivo necesitará un plan específico para su consecución. Adapta el planning a tus necesidades, ya que no será lo mismo el estudio de un examen que el de una oposición.

Constancia

Si no sigues a rajatabla este último consejo, de nada sirve que tengas un plan de estudio. El principal secreto para que tu planning de estudio sea eficiente pasa por ser constante en tu trabajo. No es un gran secreto ¿verdad?. Sin embargo, si no hemos sido consecuentes a la hora de establecer de forma correcta los puntos anteriores, mantener la regularidad y respetar nuestro plan puede ser muy complicado.