Formación IDEAL

¿Qué suelen preguntar en una entrevista de trabajo?

Alberto Flores

Uno de los puntos clave a la hora de encontrar trabajo tiene que ver con las entrevistas. En ellas, los responsables de recursos humanos suelen buscar conocer mejor a los candidatos y saber más sobre su personalidad, experiencia y formación. Repasamos cuáles son las preguntas más comunes en estas situaciones.

Para quienes lleven cierto tiempo en el mundo laboral, lo normal es haber acudido a algunas entrevistas de trabajo. Los motivos son muy variados: desde encontrarse en situación de desempleo, hasta buscar un nuevo trabajo que pueda mejorar las condiciones que se tienen en ese momento. Como es lógico, contar con un buen currículum, una formación adecuada y cierto grado de experiencia es muy valorado por las empresas. Pero no es lo único.

También importan otros aspectos como la forma en que nos comunicamos, nuestra actitud y el tipo de personalidad que tengamos. Y para dirimir cómo somos, al menos en líneas generales, en estos aspectos, están las entrevistas de trabajo. Para triunfar en ellas, además de poder acreditar que estamos capacitados para el puesto en cuestión, es importante transmitir que somos el candidato ideal en todos los sentidos. Y para lograrlo lo mejor es bordarlo en la entrevista, así que hemos recopilado algunas de las preguntas más frecuentes en las entrevistas de trabajo.

Las preguntas más repetidas en las entrevistas de trabajo

¿Qué puede decir sobre ti?

Esta pregunta siempre suele estar en todas las entrevistas de trabajo. Nos interesa ser claros y hablar sobre las habilidades en las que más destacas y que estén relacionadas con el puesto al que aspiramos. No tengas miedo de hablar de tus principales logros hasta la fecha, así como de las ganas e ilusión por conseguir el empleo.

¿Cómo resumirías tus principales fortalezas y habilidades?

Si nos preguntan esto debemos hablar sobre nuestras habilidades. Como hemos explicado antes, lo interesante sería que guardasen vinculación con el puesto a desempeñar, ya que eso nos dará más opciones de conseguir el trabajo.

¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?

Aquí, en caso de que todavía tengas trabajo, te preguntarán que por qué quieres dejarlo. Evita ser polémico, aunque tuvieras una mala experiencia, ya que al no conocer qué ha pasado exactamente puede hacernos quedar en mal lugar. Céntrate en aclarar que buscas un cambio para crecer y sentirme más cómodo.

¿Por qué te interesa trabajar con nosotros?

Lo aconsejable aquí pasa por intentar adaptar nuestra respuesta a lo que creamos que está buscando la empresa. Es decir, más allá de decir que queremos el trabajo para continuar creciendo, también debemos dejar claro que somos los indicados para el puesto. Por ejemplo, no es aconsejable decir que quieres el trabajo únicamente porque necesitas un empleo.

¿Por qué motivos deberíamos contratarte?

Otra pregunta muy repetida tiene que ver con los motivos por los que deberían contratarte a ti en vez de a otra persona. Si esto sucede, céntrate en hacer un pequeño resumen de tus habilidades y explica por qué piensas que eres el candidato idóneo para el puesto. Es importante que transmitas seguridad.

¿Qué sabes de nuestra empresa?

Esta pregunta puede marcar las diferencias también, aunque pueda parecer algo simple. Con ella la empresa en cuestión comprobará que nos hemos tomado la molestia de buscar información sobre ellos y conocerles mejor antes de ir a la entrevista. Una forma de comprobar si hemos hecho los deberes.