Formación IDEAL

Técnicas de subrayado eficiente: los colores

Manuel / 23-12-2019

Estudiar sin técnicas de estudio o aprendizaje puede llegar a ser frustrante por la falta de efectividad. Y es que, no es lo mismo tener que dedicar al estudio de un tema un par de horas para tener todo controlado que dedicar el día entero y, encima, terminar con dudas. Por este motivo es aconsejable ayudarse de ciertos métodos para que el tiempo dedicado al estudio sea lo más eficiente posible y nos permita sacar el máximo provecho a cada segundo invertido.

Es lo que podemos usar con algo tan simple como el subrayado. El objetivo de esta técnica de estudio es simple y se nos enseña desde muy pronto, en primaria. Con el subrayado lo que conseguimos es remarcar las ideas más importantes de un texto. Separar lo que tiene importancia de lo que no. De este modo conseguiremos mejorar la retención y comprensión del texto, lo que permitirá que posteriormente nos sea más fácil estudiar. Sin embargo, si añadimos colores a este método, podremos conseguir unos resultados increíbles.

¿Cómo ayuda subrayar con colores al estudio?

Lo más habitual es que se subraye únicamente en un solo color pero, de este modo, no conseguiremos mejorar demasiado nuestros resultados. Lo aconsejable para optimizar nuestro estudio con esta técnica es utilizar varios colores, lo que nos permitirá mejorar muchísimo nuestro rendimiento. Entre muchos beneficios, los más destacados son:

Organiza la lectura

Al asociar un color a una parte determinada del texto, ya sea a un título o a una fecha, nos organizará la lectura. Siempre que veamos un determinado color sabremos que se trata de un subtítulo, un dato importante o un concepto únicamente mirando el color de su subrayado, lo que permitirá a nuestro cerebro retener mejor la información.

Conceptos

Nos ayudará a agrupar conceptos ya que siempre irán del mismo color. Esto permite asimilar la información mucho más rápido y tendremos claro en todo momento el número de epígrafes y conceptos que tenemos que aprender.

Destaca lo más importante

Usar diferentes colores nos permitirá destacar las ideas por grados de importancia. Podemos utilizar el rojo para los conceptos más importantes y difíciles y el azul para complementarlo con ideas también de importancia.

Subrayar con colores

Vale, ya sabes que lo mejor que puedes hacer es subrayar con colores. Pero… ¿Cómo hacerlo? La respuesta es más sencilla de lo que parece. Para empezar, debes elegir un color para cada cosa. Por ejemplo, utiliza el morado siempre para los títulos, el naranja para los diferentes apartados del tema, el rojo para fechas importantes, el azul para palabras clave, el amarillo para definiciones… De este modo conseguirás que tu cerebro identifique cada color con un tipo de información y el proceso de memorización sea mucho más rápido. Además, resulta importante seguir los siguientes consejos:

  • Subraya solo lo importante: no vale subrayar cualquier cosa, de ese modo esta técnica pierde su valor. Intenta sintetizar lo más importante del texto y solo destacar los aspectos clave del mismo.

  • Formas: no solo puedes subrayar, también puedes utilizar una forma distinta para cada dato según sea una fecha, un título o cualquier otra cosa. Puedes usar recuadros, círculos, líneas finas, líneas que ocupen todas las letras…

  • Colores neutros: si vas a estudiar durante muchas horas, es mejor que evites los colores demasiado vivos, ya que te fatigarán más.

  • Combina con otras técnicas: si quieres obtener un mejor resultado, puedes combinar la técnica del subrayado con colores con otras. De este modo, el proceso de memorización y compresión será todavía más fácil.