Formación IDEAL

Tipos de oposiciones

Alberto Flores

Existen una gran cantidad de oposiciones para trabajar en la Administración Pública. Las posibilidades son tan numerosas que podemos hablar de diferentes tipos de oposiciones. Te contamos lo que debes conocer sobre cada uno de ellos.

Opositar es el camino más elegido por los españoles para conseguir un trabajo estable para toda la vida. Sin embargo, nada tiene que ver una oposición con otra. Diferentes requisitos de acceso, funciones muy variadas, rangos de salarios anuales, tipo de oposición… Y para que conozcas, en líneas generales, las diferentes oposiciones a las que puedes hacer frente, vamos a profundizar sobre ello con este artículo.

Para empezar deberíamos hablar sobre las oposiciones con concurso y las de tipo libre. Estas últimas son las que únicamente se componen de un proceso de selección en el que hay que ir superando pruebas para conseguir una plaza. Mientras que las de concurso cuentan con una fase de méritos en la que se puede aportar experiencia y titulaciones extra para conseguir más puntos. Sin embargo, si lo que buscamos es dividir oposiciones por tipos deberíamos hablar de materias.

Tipos de oposiciones según su materia o función

Las oposiciones son diferentes en función de la Administración que la convoque, lo que hace que podamos hablar de oposiciones de la Administración del Estados, de las Comunidades Autónomas, de las de tipo Local y de las Universidades Públicas. Sin embargo, la verdadera división por tipos debe realizarse en función del sector al que pertenecen. En este sentido, podemos encontrarnos los siguientes tipos de oposición:

  • Administrativo: estas oposiciones son las que tienen como labor tareas de tipo administrativo. Aquí podrían entrar las plazas de Auxiliares Administrativos, Gestión, Técnicos de Administración y otras muchas más.
  • Financiero: aquí nos encontramos con las de tipo tributario como Técnicos e Inspectores de Hacienda y otras relacionadas con tesorería, recaudación y tributos.
  • Justicia: en el ámbito de la justicia las posibilidades se multiplican. Se puede optar a plazas como Jueces y Fiscales, Auxilio Judicial, Tramitación Procesal...
  • Sanidad: La sanidad también es un área de oposiciones por ella misma. Desde todas las especialidades de Medicina, sin olvidar la Enfermería, los Auxiliarles, Celadores o Farmacia.
  • Educación: Otro de los tipos de ofertas de empleo público son los dedicados a la educación. Aquí encontramos plazas para Infantil, Primaria, Secundaria, Universidades… Hasta escuelas de idiomas y conservatorios de música, entre otros.
  • Seguridad Pública: aquí, básicamente, hablamos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Policías, Guardia Civil, Bomberos o Instituciones Penitenciarias.
  • Otras: estos no son los únicos tipos de oposición que existen. También podríamos hablar de otras ramas como la artística, la científica o la de archivos, aunque son mucho menores que los que hemos mencionado.

Grupos funcionariales

Otro aspecto a tener en cuenta que nos puede servir para conocer mejor las diferencias entre oposiciones y los tipos que existen son los grupos funcionariales. Normalmente estos grupos hacen referencia a la formación que se exige para acceder al puesto. Algo que posteriormente va emparejado con unas mejores condiciones económicas. Los puestos en este sentido pueden ser los siguientes:

  • Grupo A1: para acceder a ellas se solicita título universitario de Licenciado, Ingeniero, Arquitecto o equivalente.
  • Grupo A2: en este caso, la titulación requerida es la de Grado universitario o equivalente.
  • Grupo B: en el grupo B se debe estar en posesión de título de Técnico Superior.
  • Grupo C1: para este tipo se exige la titulación de Técnico o de Bachiller.
  • Grupo C2: aquí bastará con poseer el título de Graduado en ESO.
  • Agrupaciones Profesionales: este último tipo es el antiguo grupo E, para el que no se exige ninguna titulación de tipo académico.