¿Qué es la Técnica Pomodoro y cómo aplicarla al estudio?. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: ¿Qué es la Técnica Pomodoro y cómo aplicarla al estudio?

¿Qué es la Técnica Pomodoro y cómo aplicarla al estudio?

Formación Online



Si estás estudiando y el proceso te parece una cuesta demasiado empinada, hay una técnica de estudio que te puede servir. Sí, tiene que ver con el tomate y se llama ‘Técnica Pomodoro’. Veamos de qué se trata

Escrito por: A.L. Publicado: 13 feb

El tiempo y el estudio son dos compañeros de viaje inseparables. Dedicar nuestro esfuerzo a aprender algo supone dedicar, a su vez, un periodo de horas concreto en el que desarrollaremos nuestros conocimientos al respecto. Hay quienes tienen mayor capacidad de aprendizaje y concentración. Hay quienes menos. En este segundo caso, no deben desesperar porque existen técnicas que facilitan la tarea del estudio. Aquí presentamos la ‘Técnica Pomodoro’.

La ‘Técnica Pomodoro’ o cómo gestionar el tiempo

Como su nombre indica, la ‘Técnica Pomodoro’ tiene que ver con el tomate. Sí, en italiano la palabra pomorodo significa tomate y el inventor de tal técnica es de origen transalpino. Por lo que este método de estudio debe su origen a Francesco Cirillo que lo desarrolló hace ya algunas décadas. La técnica en sí es muy sencilla de entender pero no tanto de aplicar. Consiste en fraccionar el tiempo y darse periodos de descanso de modo que el estudio pueda llegar a hacerse más ameno.

Cómo repartir nuestro tiempo

La ‘Técnica Pomodoro’ se llama así porque su inventor, Cirillo, tomó la referencia de un reloj analógico de cocina que se asemeja a un tomate para poder dividir el tiempo en intervalos de 25 minutos. Esos intervalos son los que hay que utilizar para estudiar de modo que transcurridos esos minutos se pueda descansar. La ‘Técnica Pomodoro’ básicamente requiere preparación previa y asunción de responsabilidad. Porque llevarla a cabo conlleva entender que hay que cumplir con los plazos que nos proponemos.

Las fases de la técnica

Practicar este método de estudio conlleva cinco fases clave: planear, anotar, registrar, proceso y visualización. Cada una de esas fases consta de su especificidad de modo que nos sirva para aplicar la ‘Técnica Pomodoro’ de un modo óptimo. Explicándolas más en profundidad, cada una de las fases serían así:

-Planear la tarea que debemos estudiar o realizar

-Programar el tiempo que vamos a hacerlo, aproximadamente unos 25 minutos.

-Trabajar y estudiar durante ese periodo

-Descansar durante 5 minutos una vez terminado el periodo de trabajo

-Iniciar de nuevo el proceso y repetirlo hasta que una vez completado el cuarto ciclo descansemos al menos 20 minutos

La utilidad del método

En líneas generales, aplicar la ‘Técnica Pomodoro’ al estudio puede suponer un aliciente para cualquier estudiante. Pero, eso sí, no es fácil de llevar a cabo. Primero porque requiere que tengamos un reloj o alarma que nos permita medir el tiempo y segundo porque puede resquebrajar nuestra rutina de trabajo previa. Lo cierto es que con un periodo de adaptación relativamente corto, es sencillo aplicar el método con efectividad.

La ‘Técnica Pomodoro’ a dos

Si aún utilizando la técnica no consigues concentrarte lo suficiente para estudiar, estás de enhorabuena porque existe una variante del método. Básicamente es aplicar la ‘Técnica Pomodoro’ a dos manos. Es decir, dos personas que buscan estudiar o trabajar en lo mismo utilizan el mismo método de gestión y se racionan los periodos de igual manera. De modo que el trabajo sea compartido y más ameno. Casi como un juego.

No obstante, si esta técnica no te convence recuerda que tienes cursos y academias de estudio a tu disposición que te ayudarán a lograr tu meta aquí, en Formación IDEAL.