Como superar la procrastinación. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Como superar la procrastinación

Como superar la procrastinación

Formación Online



La pereza, las pocas ganas de hacer nada o el dilatar los deberes pueden ser los grandes enemigos del trabajo y del estudio. Acaba con la procrastinación

Escrito por: A.L. Publicado: 20 mar

La procrastinación se puede superar y aquí tratamos de explicarte cómo. No dejes que el tedio y la desesperanza puedan con tus ganas de alcanzar una meta.

Metas que parecen inalcanzables

Puede pasar que mientras estamos estudiando algo nos sacuda por dentro y nos haga pensar que estamos lejos, muy lejos, del objetivo propuesto. Esta circunstancia puede hacernos desfallecer y perder el foco de lo que realmente nos habíamos propuesto. En esos momentos es cuando surge la procrastinación o el noble arte de no hacer nada y de posponer los asuntos, en este caso, el estudio.

Superar la procrastinación

La procrastinación no es nuestra aliada. Pocas veces en la vida servirá de algo posponer un asunto que se puede resolver cuanto antes. Pocas veces la procrastinación será aliada de ninguna causa. Por ello, hay que superarla. Hay que evitar que el tedio y la falta de ganas puedan arruinar lo que hemos construido o lo que aspiramos a lograr.

Metas realistas

Si vemos que las fuerzas nos fallan. Si sentimos que no sabemos muy bien cómo emplear nuestro tiempo para lograr aquello que nos hemos propuesto en materia de estudios o incluso trabajos, la procrastinación puede tener su final en una meta realista. Es decir, si parece que la cuesta que debemos ascender nos resulta muy compleja, una meta que parezca más alcanzable puede hacernos recuperar la motivación para no posponer nuestro esfuerzo para otra ocasión.

Darse pequeños descansos

Si pensamos en posponer el estudio o dejar a un lado lo que estamos haciendo en un momento determinado, quizá es hora de darse un pequeño descanso. Pero este descanso o periodo de inflexión solo se puede tomar si antes hemos logrado la pequeña meta o la meta realista propuesta. Por ejemplo, en materia de organización del tiempo: estudiar un par de horas y descansar media puede servir para que la pereza no nos gane la batalla.

Obligarse a hacer

Lo básico para superar la procrastinación es obligarse a hacer aquello para lo que nos hemos estado esforzando tanto tiempo. Si nos faltan ganas para ponernos a estudiar ahora, debemos empezar ya. Olvidar que podemos descansar y hacernos creer que el tiempo se nos echa encima, nos servirá para tener una presión bien medida que nos ayude a no procrastinar.

Alejar estímulos

Di adiós al móvil, di adiós a internet o di adiós al ordenador si es posible. Aleja los estímulos de tu campo de visión. No te aportarán nada si estás débil a la hora de tomar decisiones sobre tu futuro laboral o estudiantil. Si la procrastinación te llama, lo hará más fácilmente si cerca hay algún estímulo que proponga tiempo de diversión o de relajación. Disciplina militar en este sentido. No a aquello que nos distraiga. Nunca desfallecer.

La motivación es clave

Busca la motivación en cualquier aspecto de lo que estés a punto de hacer. Ya sea en el objetivo final que te brindará esa actividad o porque hay algo concreto de la misma que te anima a hacerla, aunque sea un poco, hay que enfocarse en ello. La motivación como vía de escape y como forma de acabar de una vez por todas con el tedio. Que la pereza no remueva tu tiempo. Imponte, no procrastines. El futuro es de quienes lo cogen.