Renovarse para no quedar regazados. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Renovarse para no quedar regazados

Renovarse para no quedar regazados

Formación Online



La renovación del perfil del trabajador ha de llevarse a cabo casi de manera constante

Escrito por: Álvaro López Publicado: 24 sep

Una sociedad como la actual requiere que las personas no dejen nunca de desarrollarse. Además de porque al hacerlo adquieren nuevos conocimientos y mejoran en muchas habilidades, continuar con un proceso de desarrollo personal también puede significar mejorar sustancialmente nuestra calidad de vida en diferentes ámbitos. Pero más aún si se tiene en cuenta la gran competencia que existe para un empleo en muchos tipos de trabajos, casi se hace obligatorio tener en cuenta que hay que renovarse para no quedarse en la retaguardia.

Porque renovar nuestros perfiles profesionales no solo significa ir aumentando poco a poco un currículum vitae que no siempre es positivo que sea demasiado extenso, sino que supone poder competir en condiciones de mayor igualdad con otros aspirantes a puestos de trabajo que nosotros, como individuos, queramos alcanzar. Por fortuna, con el desarrollo de la flexibilidad laboral y la aparición de nuevos empleos que vienen a sustituir a los anteriores y clásicos, cada vez existe un mayor número de opciones que incluso pueden ser exploradas por primera vez.

Pero, ¿qué significa en esencia renovarse profesionalmente? Significa no dejar de aumentar nuestras prestaciones y, en la medida de lo posible, enfocarlas hacia aquello que nos interese más como futuros empleados. Una buena estrategia previa para asumir en qué punto necesitamos mejorar, sirve para atacar directamente las debilidades e ir hacia ellas para acabar con las carencias. Por eso, es interesante antes de tomar ninguna consideración sobre qué camino tomar, hacer un análisis de nuestra propia percepción como población activa para saber hacia dónde queremos ir.

En efecto, un empleo requiere de un cierto grado de preparación previo que deberá ir acompañado de interés por parte del trabajador. Es evidente que, si queremos optar a un puesto de mayor responsabilidad al que tenemos ahora, rara vez será posible hacerlo sin una preparación que nos haya dotado de las herramientas necesarias. Para ello, es posible contar con ayuda externa y con cursos especializados de diferentes ámbitos.

Hace ahora dos décadas comenzó a expandirse la idea de desarrollar actividades que sirviesen para mejorar la capacidad técnica de los empleados. Así, los cursos de mecanografía o de informática básica, dotaron a mucha población activa de una serie de recursos que hasta entonces no habían estado presentes en el mercado laboral. Si entonces ya era posible, ahora, con el auge de nuevas especialidades para avanzar nuestros perfiles profesionales, es más sencillo adquirir nuevas dotes.

Por ejemplo, aquellas personas que necesiten mejorar su capacidad comunicativa en perfiles profesionales que requieran de una comunicación constante con un grupo de empleados, deberían optar por tomar cursos enfocados a la gestión de equipos de trabajo. Estos cursos fomentan una visión coral y circular de las relaciones intrapersonales dentro de una empresa. Facilitando mucho la tarea de hacer llegar información de unos estamentos a otros y mejorando sustancialmente la capacidad de trabajo.

El liderazgo, como pilar esencial en un equipo de trabajo que deba progresar, también se puede adquirir a través de estos cursos, aunque siempre habrá quienes tengan una facilidad innata para desarrollar tal cualidad. No obstante, la renovación profesional puede empezar por esta clase de cursos especializados.

No son los únicos, desde luego. También están cursos de coaching que, aunque similares a los anteriores, sirven para un abanico más amplio de posibilidades. Porque por un lado dotan al empleado de herramientas que les permiten comunicarse y motivarse más en un entorno concreto y por otro reciben unas enseñanzas personales que logran incentivar cualidades que probablemente permanecieran ocultas. En algunos casos mejoran sustancialmente la capacidad de trabajo, la imaginación y la innovación. Cualidades vitales para el progreso de una empresa.

Si bien estos cursos están más enfocados al plano comunicativo, existen otros que mejoran aspectos más técnicos de los trabajadores. Así sucede con cursos sobre contabilidad que serán útiles y casi obligatorios para aquellas personas que quieran desempeñarse en el área de la economía. Otros del mismo perfil, pero enfocados a otros ámbitos profesionales como cursos de cuidados básicos de enfermería, teleasistencia o electricidad. Como se ve, son diferentes cursos especializados pero que buscan ahondar aún más en perfiles profesionales que ya vengan predefinidos de base.

No obstante, hay que tener en cuenta que siempre puede ser útil adquirir herramientas de campos que no sean exclusivamente para el que nos hemos formado. La formación puede ser transversal y mejorar en diferentes ámbitos las capacidades de una persona. Por lo que no será nunca una mala idea tomar un camino que no sea el marcado en un origen.

Siguiendo con cursos especializados, uno de los más actuales y que más empleos está ofreciendo es el de community manager. Este tipo de cursos lo que hace es enseñar al empleado una serie de herramientas online que mejorarán su perfil personal al tiempo que este puede ser exportado a un plano más corporativo. De hecho, se trata de uno de los nuevos empleos que mayor versatilidad demuestra porque incluso puede requerir de conocimientos de otros cursos especializados que se centren en áreas concretas de conocimiento.

Desde luego, dentro de la obligación de renovarse para no dejar de ser competitivos, siempre será una magnífica solución aprender un nuevo idioma o perfeccionar el que ya conocemos. En este sentido, el inglés siempre es una buena elección porque es uno de los idiomas más hablados del planeta y el idioma internacional para la mayoría de empresas que operan a nivel global. Defenderse y saber comunicarse pueden ser un aliado a la hora de encontrar trabajo. Hablarlo con fluidez puede ser la puerta de entrada a otro nivel profesional.

En resumen, la renovación del perfil del trabajador ha de llevarse a cabo casi de manera constante y siempre será muy útil hacerla a través de cursos especializados. Con ellos, las posibilidades de encontrar un empleo que encaje más con los intereses personales, será mucho más sencillo.