Cómo ser adiestrador canino. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Cómo ser adiestrador canino

Cómo ser adiestrador canino

Cursos



Trabajar con el mejor amigo del hombre puede ser una gran satisfacción y si además se hace con conocimientos previos, ser adiestrador canino es tu mejor eleccióna

Escrito por: A.L. Publicado: 24 ene

Solo en España hay alrededor de 5 millones de perros. Todos ellos son especiales y diferentes y de cada uno se pueden obtener las destrezas y habilidades que se precisan de ellos para diversas funciones. La voluntad de lograr que sean animales de compañía que ofrezcan algo más que eso, es posible gracias a la formación en adiestramiento canino. No en vano, en España existen numerosos cursos y enseñanzas que invitan a los más interesados en ello a aprender sobre estas habilidades tan especiales.

Qué es ser adiestrador canino

Ser adiestrado canino es poder comprender cómo trabaja el cerebro de un perro. De modo que seamos capaces de conocer sus pautas, miedos e intenciones para poder canalizar todo eso y comprender al animal. Es decir, ser adiestrador canino es convertirse en un apéndice del perro y proporcionarle herramientas que le permitan entenderse mejor con un ser humano.

Ya sea para formación en la que el perro deba obtener conocimientos que le inviten a ser un can que trabaje en alguna tarea concreta o para mejorar el comportamiento de un animal doméstico, ser adiestrador canino abre esas opciones. Es una buena formación para los amantes de los perros.

Qué necesito para ser adiestrador canino

Para trabajar con los perros, además de una formación centrada en el universo de estos animales, es preciso contar con un certificado de profesionalidad que será el que posteriormente nos abra las puertas al empleo. Este certificado es imprescindible en muchas ofertas laborales porque da fe de que el estudiante tiene las destrezas y conocimientos para ser adiestrador canino.

En cualquier caso, lo que se necesita es realizar un curso al que puede acceder cualquier persona que quiera adquirir estos conocimientos, siempre y cuando no se encuentre inhabilitada para la posesión o la tutela de un animal.

¿De qué se suelen componer estos cursos?

Los cursos de adiestramiento canino, al ir enfocados a la práctica con el perro, suelen ser de tipo teórico-práctico. No en vano, un curso de este tipo no puede perder de vista que el trabajo con el animal no se puede realizar de un modo teórico sino que hace falta aplicar en él nuestros conocimientos. Por ello, los cursos suelen ser muy prácticos.

Pero no solo eso, el alumnado suele formarse a través de adiestradores expertos que pueden enseñar, a través de su experiencia, cómo es la manera adecuada de entender y acercarse a un perro. Por supuesto, una vez superado el curso, cualquiera de ellos que se considere serio y competente, ofrecerá al alumno un periodo de prácticas en las que este demostrará sus conocimientos.

En cualquier caso, todo lo aprendido como adiestrador canino responde a unos criterios en los que los estudios veterinarios han de ser clave. Tanto para conocer la psicología del animal como para poder detectar anomalías del comportamiento o del físico del can. Una formación en veterinaria siempre será un plus que ayudará al adiestrador canino a encontrar su futuro laboral. Un futuro cada vez más amplio.