Cursos de socorrista: ¿En qué consisten?. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Cursos de socorrista: ¿En qué consisten?

Cursos de socorrista: ¿En qué consisten?

Cursos



Trabajar al servicio de los demás para que otros puedan disfrutar mientras nosotros velamos por su seguridad, es un placer para muchas personas. Entre ellas, para los socorristas. Conocemos más cómo prepararse

Escrito por: A.L. Publicado: 18 feb

Los cursos de socorrista son formaciones específicas orientadas a que los profesionales del socorrismo puedan atender con destreza y seguridad alguna emergencia acuática. Te contamos más al respecto

Ser socorrista

Hay quienes gustan de trabajar al servicio de los demás. Hay personas que disfrutan pudiendo ayudar y si lo pueden hacer en un entorno en el que el agua sea parte central del trabajo, mejor. Nos estamos refiriendo a los socorristas. Personas que dedican su tiempo a cuidar de la seguridad de los bañistas y que conocen todo lo relacionado con los peligros que entraña un baño en una playa o piscina o cualquier situación relacionado con este.

Un título homologado

Para trabajar como socorrista es necesario tener conocimientos específicos acerca del salvamento marítimo de personas en riesgo durante un baño ya sea en una playa, piscina u otra superficie acuática. Por ello, un socorrista en España necesita de un título que acredite sus destrezas y en ese sentido cabe destacar que hasta el momento la regulación no expedía un certificado de socorrista como tal sino diplomas y cursos acreditativos de lo que necesita conocer un socorrista para trabajar.

Dónde conseguir el título

Los títulos que facultan para trabajar de socorrista -y que solicitan las empresas y administraciones que los contratan- se logran mediante cursos que se imparten en centros y academias homologadas para tal efecto. Si la formación no se hace a través de un curso homologado, de poco servirá.

Qué se aprende en estos cursos

Los cursos de socorrista están orientados a que el trabajador sepa cómo atender situaciones de riesgo y situaciones límite que tengan una relación estrecha con la práctica de la natación o del baño acuático. Por ello, los socorristas se forman en tres grandes pilares:

-La legislación para conocer aquellas cuestiones legales que rodean al ejercicio de la profesión y al desarrollo de la actividad acuática como tal

-Natación y salvamento: siendo este el pilar más evidente, en estos cursos se aprende y se incide en que el socorrista mejore sus condiciones como nadador y adquiera destreza en el manejo del salvamento de una o varias personas

-Primeros auxilios: como es lógico, el socorrista, además de rescatar, debe ser capaz de salvar a una persona que no necesariamente se haga ahogado o esté en una condición física mala por culpa del baño, sino que en su ámbito de actuación cerca de una superficie acuática, haya podido padecer un contratiempo de salud que requiera de la actuación de un socorrista con conocimientos en primeros auxilios

Pruebas que se suelen realizar

Estos cursos de socorrista son muy exigentes, como no podía ser de otro modo, y suelen conllevar una serie de pruebas físicas que miden el potencial y rendimiento de un profesional del sector. Estas son las más habituales:

-Nadar con aletas

-100 metros de natación remolcando a una persona

-Apnea de 25 metros de profundidad

-Pruebas de pesas

-Nadar en estilo libre durante 200 metros en un tiempo que ronde los 4 minutos

Si quieres saber más al respecto de esta u otra profesión, recuerda que aquí, en Formación IDEAL, tienes acceso a los mejores cursos y centros para seguir añadiendo más líneas a tu currículum.