La importancia de una buena postura para estudiar. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: La importancia de una buena postura para estudiar

La importancia de una buena postura para estudiar

Cursos



Pasar muchas horas estudiando puede suponer un problema de salud si la postura corporal no es la idónea

Escrito por: A.L. Publicado: 28 mar

Es muy importante tomar una buena postura para estudiar. Si el alumno o estudiante debe pasar horas leyendo o repasando, su cuerpo puede resentirse y el estudio volverse tedioso.

Estudiando horas

No todos los estudiantes necesitan del mismo tiempo para estudiar. Dependiendo de la capacidad de cada uno, el número de horas dedicadas al estudio variará. En todo caso, los estudiantes han de pasar mucho tiempo sentados o en posturas algo incómodas que pueden suponer un problema para la salud corporal de cualquiera.

La importancia de sentarse bien

Desde pequeños nos lo recuerdan: hay que sentarse bien. Hacerlo mal implica no solo que nuestro cuerpo termine sufriendo sino que nuestra capacidad de atención acabe disminuyendo por adoptar posturas que pueden relajarnos en exceso o porque el dolor nos impida continuar prestando el tiempo necesario al estudio. Por ello, si estamos sentados ante un escritorio, hay que seguir unas reglas básicas.

Huir de las malas posturas

Hay muchas personas con costumbres pésimas a la hora de sentarse. Costumbres adquiridas a lo largo de los años que cuando se es joven no se nota que están produciendo efectos adversos en el cuerpo humano. Pero hay que huir de ellas. De posturas como sentarse sobre una o ambas piernas, moverse continuamente hacia los lados si la silla lo permite, quedarse completamente rígido creyendo que eso será bueno para la espalda o inclinarse en exceso hacia adelante o hacia atrás, no son buena idea.

Las sillas no necesariamente ergonómicas

La tendencia actual es a utilizar sillas de las denominadas ergonómicas. Sillas que están pensadas para que las personas supuestamente tengan su espalda completamente adpatada al respaldo. Pero la realidad es que la silla cuanto más recta, mejor. Porque lo que hay que hacer es sentarse con la espalda casi tocando el respaldo y evitando siempre cruzar las piernas, de modo que la posición del cuerpo sea cómoda en líneas generales. 

Descansar las manos

Si el estudio requiere de escribir, las manos deben ser bien tratadas. Estas han de estar descansadas cuando no se utilicen y para ello los reposabrazos han de cumplir su función. Si utilizamos en exceso esta parte de nuestro cuerpo pero nunca le damos reposo, acabaremos sufriendo lesiones graves como la del túnel carpiano. Por lo que estudiar también implica relajar el cuerpo.

Sentándonos bien

Los pies siempre pegados al suelo. Las rodillas siempre a la altura o por encima de la cintura. Hay que descansar cada hora y moverse para evitar atrofiar los músculos y articulaciones. Es bueno hacer ejercicios de destensión de brazos y cuello cuando estamos estudiando y sobre todo, hay que evitar seguir sentados en la misma postura si esta empieza a doler. Si esto ocurre, la postura debe corregirse por otra que se asemeje más a la de la imagen que acompaña a este artículo.