Preparar selectividad en una semana. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Preparar selectividad en una semana

Preparar selectividad en una semana

Cursos



Si el tiempo se te ha echado encima y estás agobiado con la selectividad 2019 conoce los mejores consejos para superar las pruebas con éxito y poder obtener una plaza en el grado universitario deseado.

Escrito por: Antonio Lasso Publicado: 28 may

Apenas queda más de una semana para realizar la PAU 2019, por lo que si todavía quieres obtener una buena nota te contamos cómo preparar selectividad en solo una semana para que tus resultados sean los mejores.

 

Aprobar Selectividad 2019

El momento decisivo para un estudiante de enfrentarse a la selectividad llega en apenas una semana por lo que es muy importante saber cómo afrontar los últimos días para no olvidar nada importante.

Una semana es tiempo suficiente para defender la selectividad 2019, debes fijar tus objetivos, conocer las asignaturas a las que te quieres presentar y sobre todo organizar tu tiempo, que va a ser tu mejor aliado en la semana previa a las pruebas de selectividad.

Preparar selectividad en una semana debe ser tu principal prioridad, partiendo de la base que necesitas optimizar tu tiempo para que las notas sean lo mejor posible, debes seguir los consejos que aquí te presentamos:

 

Realiza un planning de estudio

Debes conocer las asignaturas a las que te vas a presentar en selectividad, por lo que tu primera obligación es distribuir en tiempo en función de las asignaturas que vas a realizar.

Realizar un planning de estudio, consiste en distribuir las horas de tu mañana y por la tarde de estudio en las asignaturas a las que vas a examinarte. Uno de los principales que te ofrecemos es que a todas las materias le dedicas un tiempo proporcional, pero concentra la mayoría de tus horas en las que te resulten más difíciles.

 

Realizar exámenes de años anteriores

Si quieres sacar buena nota en selectividad 2019 debes tomar este consejo como el más importante e imprescindible. Practicar, practicar y volver a practicar, si tienes poco tiempo para estudiar tu mejor opción es realizar exámenes anteriores de otros años para que veas cómo preguntan, en qué centran las preguntas y la extensión de cada respuesta.

Evitarás sorpresas en los exámenes y también podrás evadir los nervios porque ya sabes a qué tipo de pruebas te enfrentas dependiendo de cada asignatura. Hacer estos exámenes pone al alumno en situación y sobre todo, cuando le entreguen su examen el día de la prueba no hay nada raro, si no que ya ha realizado en multitud de ocasiones esta prueba con distintas preguntas.

 

Mayor rendimiento de estudio

El alumno debe conocer cuales son sus mejores horas de estudio y dónde alcanza el mayor nivel de concentración. Es algo que parece que no tiene mucho sentido pero si un alumno sabe que en período de dos horas su rendimiento es más alto debe programar su día a día de esta manera, alternando con descansos.

Puede ser por la mañana o por la tarde, cada estudiante conoce su ritmo por lo que deberá organizar sus asignaturas para dedicar más tiempo a las que tengan una mayor dificultad para él mientras que las asignaturas más simples o controladas pueden requerir menos concentración.

 

Consulta tus dudas

Si no quieres realizar mal las pruebas o errar en fallos fáciles debes durante la semana de antes intentar preguntar todas las dudas que tengas. Quizás este consejo es el más importante de todos, si el alumno está en alguna academia preparando selectividad o puede consultar con algún profesor, es fundamental que durante la semana previa se resuelvan todas las dudas.

Consulta en tu academia, algún profesor o a tus compañeros que lleven bien las asignaturas ya que no puedes llegar al día de las pruebas con dudas, ya que si esas cuestiones se suman a los nervios del examen y la presión exigida, el resultado puede ser muy negativo.

 

Organiza tu descanso

El descanso es igual de importante que el estudio. Si solo tienes una semana para recuperar todo el año perdido, tu obligación como puedes leer en el primer consejo es realizar un planning en el que estén programadas las horas de estudio y las horas de descanso.

El factor descanso es uno de los que más pueden influir en las horas de estudio, ya que tras un buen rato para despejar las ideas puedes tomar con ganas los momentos de estudio, este factor puede ser determinante en los resultados de la Selectividad 2019.

Por un lado el alumno junto a su planificación de estudio debe organizar descansos cada cierto tiempo, en los que puedan evadir su cerebro de lo que están estudiando y estar entretenidos con otra cosa durante unos minutos para que a la hora de volver a estudiar el estudiante tenga ganas y motivación.


Sigue estos consejos en tu semana previa a los exámenes de selectividad y el resultado será el deseado.

Muy importante, olvida las posibles carreras que puedes elegir o las notas de corte en las que se pueden quedar los grados universitarios, tu único objetivo es preparar selectividad y obtener una nota excelente.