Refuerzo escolar: ¿Cómo saber si mi hijo lo necesita y cuándo debería apuntarlo?. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Refuerzo escolar: ¿Cómo saber si mi hijo lo necesita y cuándo debería apuntarlo?

Refuerzo escolar: ¿Cómo saber si mi hijo lo necesita y cuándo debería apuntarlo?

Cursos



No todos los niños aprenden de la misma manera, pero algunos pueden mostrar síntomas de necesitar más ayuda

Escrito por: A.L. Publicado: 22 mar

El refuerzo escolar es una opción más que válida para algunos niños que no logran aprender al ritmo que deberían. En este artículo vamos a ver cómo detectar cuándo un hijo lo necesita.

No todos aprendemos igual

Antes de lanzar cualquier expectativa por los aires, hay que asumir que no todos los niños tienen la misma capacidad de aprendizaje. Algunos pueden aprender mucho más rápido que otros y al revés. Sin embargo, esa diferencia no tiene por qué significar que el menor necesite un apoyo extra para mejorar sus destrezas con el estudio.

Síntomas que demuestran necesidad de refuerzo escolar

Hay algunos síntomas que muestran cuando un niño no está aprendiendo como debiera. No nos referimos al hecho de poder estar aprendiendo más o menos lento que el resto de sus compañeros, sino al hecho en sí de que muestre gestos o detalles que determinen que no se encuentra cómodo en su fase de aprendizaje.

La frustración

Uno de los síntomas más evidentes de un niño que sufre dificultades para aprender es la frustración. Cuando el niño no se atreve a estudiar, no se concentra con facilidad o tiene tendencia a dejar sus tareas para otro momento, en realidad está mostrando necesidad de ayuda externa. Está frustrado porque el estudio, por cualquier circunstancia, no es lo que debería ser.

Falta de concentración

La frustración puede conllevar a que el menor no se concentre. Si eso sucede se puede ver cuando el niño no tiene la capacidad para estar durante un tiempo determinado atento a una materia o tarea. Si esto sucede, puede estar ocurriendo que el pequeño esté precisando de un apoyo o refuerzo escolar para lograr aprender.

En manos de especialistas

Si hay niños que además de mostrar frustración y falta de concentración, muestran otras actitudes impropias de alguien que tiene dificultades para querer estudiar, quizá el menor necesite el apoyo de un psicopedagogo que le monitorice y pueda determinar si lo que le sucede tiene que ver o no con necesidad de apoyo escolar.

Academias o profesores particulares

Si el niño definitivamente necesita de apoyo escolar para avanzar en sus estudios, lo ideal es contar con una ayuda extra en forma de profesores particulares o academias. Ambas son buenas opciones. Los profesores porque podrán centrarse en los aspectos concretos que al menor no se le den bien y las academias porque además los niños podrán socializar y compartir conocimientos.

No perder la paciencia

Cuando los niños no se sienten atraídos por el estudio y muestran síntomas de ello, puede suceder que los padres pierdan la paciencia. Pero esto nunca puede ocurrir. Los padres han de mantenerse como un apoyo y un estímulo al aprendizaje. Si el niño requiere de ayuda de los padres, estos deben dársela. Si no es suficiente, debe aprender con ayuda externa. Ningún niño es incapaz de aprender, solo la sociedad puede mostrarse incapaz de educarle.