Tecnologí­a y aprendizaje ¿amigas o enemigas?. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Tecnologí­a y aprendizaje ¿amigas o enemigas?

Tecnologí­a y aprendizaje ¿amigas o enemigas?

Cursos



El uso de las nuevas tecnologías en las aulas ha supuesto un gran avance, sin embargo, ¿es oro todo lo que reluce? te lo contamos en el siguiente post.

Escrito por: Álvaro Sáez Giráldez @alvarosagi Publicado: 29 may

Gracias a las nuevas tecnologías la sociedad está dividida hoy día más que nunca en 2 clases de personas: las que prefieren asistir a clases, tomar apuntes y que los profesores les expliquen el temario y aquellas que prefieren estudiar en casa cuando se levanten tranquilamente con algún curso online.
La controversia respecto hacia dónde nos lleva el uso de las nuevas tecnologías se hace cada día más latente. Potr eso en este post discutiremos 2 posturas interesantes representadas por los resultados de un estudio de Samsung donde se defiende el uso de la tecnología en la educación y una entrevista realizada por el Grupo Educar a la neuropsiquiatra infantil Amanda Céspedes.

A continuación se exponen los resultados de las encuestas de Samsung:

  1. El 92 % mejora las habilidades técnicas de los alumnos
  2. El 82% de los profesores dicen que los estudiantes son más colaborativos entre ellos

  3. El 79% señala que muestran un mayor esfuerzo por aprender

  4. El 75% percibe también una mejora en el clima general del aula

  5. El 74 % de los profesores asegura que las TICs ayudan a los alumnos a dar un uso responsable de las nuevas tecnologias

  6. El 74% afirma que los alumnos entienden los contenidos impartidos con más facilidad

  7. El 84% de los encuestados afirma notar:
  • Un aumento en la creatividad
  • Aumento razonamiento
  • Mejoría habilidades transversales
  • Mayo autonomía para aprender

 

En conclusión, el 77% considera que sustituir los libros por lecciones en formato digital a las que puedan acceder a través de un ordenador o tablet es sumamente interesante

Sin embargo no es oro todo lo que reluce, ¿que los profesores estén satisfechos respecto a esas áreas es suficiente como para defender el uso de esta tecnología y no valorar qué efectos provoca en los niños en otros campos o a largo plazo? En esta otra entrevista a Amanda Céspedes se presentan unos resultados y una opinión diferente, os contamos las conclusiones:

  • La tecnología ha afectado a las habilidades para relacionarnos, de entender el lenguaje no verbal, la adecuación de la conducta al contexto o pragmática, la empatía y la capacidad de recoger de forma rápida datos del contexto o atencion espacial.
  • Ha habido en niños una disminución del uso de determinadas de reglas sociolingüísticas como dar las gracias o sonreír en pos de un contacto social rápido y superficial.
  • Hoy día se da menor importancia a la profundidad del contenido
  • Pimacía al contenido rápido y visual en lugar del simbólico
  • Estas nuevas mentes son capaces de procesar información de forma veloz y de forma holística mediante el uso de la lógica espacial y de códigos comunicativos nuevos (emoticones, por ejemplo)

Sumado a todo esto, cabe señalar la gran adicción que provoca. Por ello Amanda recomienda que niños menores de 5 años no usen dispositivos digitales al menos en el campo del entretenimiento y comunicación, que entre 6 y 12 menos de 2 horas al día y adolescentes no superar las 3 horas en redes sociales.

Como puede verse, el uso de la tecnología en las aulas ofrece algunas ventajas como el aprendizaje interactivo, poder estudiar a distancia desde cualquier lugar y a cualquier hora así como una mayor facilidad para adaptar el contenido a alumnos con necesidades especiales.

Sin embargo, a pesar de estas ventajas no hemos de olvidar que el uso de las tecnologías tiene grandes problemas como la concentración, la adicción y el resto mencionadas. Poner en una balanza las ventajas y desventajas de su uso no es tan sencillo, y se hace necesaria una reflexión en mayor profundidad acerca de este tema.

Conclusiones

  • Se requiere un análisis en mayor profundidad
  •  Algunas de las ventajas que la tecnología aporta (como el aprendizaje colaborativo o la mayor atención) podrían darse también sin tecnología de muchas formas si la educación mejorase. Por ello, achacar estas ventajas a la tecnología es un error, puesto que no es una ventaja de la tecnología sino más bien una desventaja de la educación “tradicional” mal realizada
  • Aunque resulta más sencillo dar una tablet o un smartphone a los niños para que se distraigan y estén tranquilos,  es necesario pensar en los efectos que esto provocará en el niño a largo plazo.
  • El uso de las nuevas tecnologías aporta grandes beneficios, pero se hace necesario un mayor control de cómo se usan tanto dentro como fuera de las aulas.