¿Cómo defender la programación didáctica en las oposiciones?. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: ¿Cómo defender la programación didáctica en las oposiciones?

¿Cómo defender la programación didáctica en las oposiciones?

Oposiciones



Si estás preparando unas oposiciones de docencia y temes la exposición de la programación didáctica, te damos 5 consejos para que alcances el éxito.

Escrito por: Alberto Flores Publicado: 12 ago

Si estás preparando unas oposiciones para la docencia sabrás que no solo tendrás que realizar el examen de rigor como en el resto de oposiciones sino que también deberás realizar una prueba para que se pueda valorar tus aptitudes pedagógicas como candidato. Esto último se lleva a cabo mediante una presentación oral de una programación didáctica en la que deberás dejar claro que eres el candidato indicado para el trabajo.

Para todos los que se presentan a este tipo de oposiciones, el examen suele ser la menor de sus preocupaciones ya que se valora de forma objetiva. Por contra, con la programación didáctica la evaluación es subjetiva y personal, lo cual unido a los nervios o el posible bloqueo por miedo escénico puede llegar a convertirse en una auténtica pesadilla. Para que esto no suceda te damos 5 tips fundamentales para tener éxito en tu presentación.

MANTÉN LA CALMA

Es el primer consejo que debes intentar llevar a cabo durante toda la presentación ante el tribunal. Si consigues mantenerte relajado todo fluirá y podrás llevar a cabo todo lo que tenías planeado previamente sin errores. Los nervios pueden ser un factor diferencial a la hora de encarar con éxito una presentación, por tanto mantener la calma y serenidad será un factor clave.

SE ORDENADO

Será la manera con la que conseguirás mantener la lógica en tu exposición. Previamente a ella debes trabajar en seguir un orden de forma minuciosa para generar automatismos y que, a la hora de la verdad, nada se te pase por alto. Mantener el orden hará que tu presentación sea más lógica y sencilla de entender para el tribunal.

TRANSMITE CON SENCILLEZ

Vale, has conseguido mantener la calma y tener en orden tus ideas. Vas bien. En este punto es importante que seas capaz de transmitir tus ideas de la mejor manera posible al tribunal. Para ello, es aconsejable que evites un lenguaje confuso o que utilices demasiadas palabras para explicar algo que podrías haberlo hecho en menos tiempo. Intenta expresarte de manera que tus ideas lleguen claras al tribunal y, si lo necesitas, acompaña de ejemplos y explicaciones tu exposición.

VALORA LA BREVEDAD

En muchas ocasiones consideramos que hay que gastar todo el tiempo de exposición para que el tribunal nos valore mejor y sucede completamente lo contrario. Evita irte por las ramas y ser redundante para gastar más tiempo. El tribunal no va a evaluar la duración de tu presentación, evaluará su contenido. En muchas ocasiones si has conseguido ser claro y tu mensaje ha sido entendido por el tribunal, este agradecerá la brevedad.

FINALIZA DE FORMA ESPECIAL

Intenta que el final de tu exposición sea potente, que despierte al tribunal y lo emocione. En ocasiones es difícil no caer en la monotonía y finalizar una gran presentación con una conclusión, una historia o una frase célebre puede conseguir que tu mensaje cale en la memoria del tribunal, lo cual sería, sin lugar a dudas, una gran noticia para ti.