Cómo estudiar oposiciones. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Cómo estudiar oposiciones

Cómo estudiar oposiciones

Oposiciones



Estudiar una oposición puede resultar una tarea titánica para muchas personas que ven en esta etapa de la vida un proceso muy difícil de solventar, pero hay caminos para hacerlo y aquí te damos consejos

Escrito por: A.L. Publicado: 7 feb

¿Tienes que prepararte una oposición? No desesperes, en el futuro no recordarás si fue duro o no haber estudiado. O quizá sí. Todo depende de la organización y de cómo encaremos el proceso de preparación. Tener buenos hábitos, ser conscientes de lo que estamos haciendo y tener unas capacidades de resistencia y superación importantes, han de ser claves para el éxito. Aquí te damos algunos consejos.

Estudiar oposiciones es prepararse para el futuro

Lo primero que tenemos que tener claro es que estudiar una oposición es estar preparándonos para nuestro futuro laboral. Así de claro. Estudiar por estudiar una oposición, además de ser una tarea muy complicada, servirá de poco si lo que estamos estudiando no es en donde nos vemos trabajando en un futuro. Por ello, lo primero que se tiene que tener claro es que una oposición es una apuesta y esa apuesta debe salir ganadora al menos en cuanto a nuestros intereses.

Asumir que será complicado

La suerte puede existir en una oposición pero la realidad es que la suerte en este caso se suele buscar. Si nos preparamos bien y a conciencia una oposición, seguramente el éxito posterior sea más probable que si no lo hacemos. De igual modo, hay que ser conscientes de que el camino puede que no sea fácil ni corto y que puede haber fallos y caídas durante el mismo. Lo importante es ser realistas y no desfallecer en ningún momento.

Buscar una academia o un centro de formación

El siguiente paso es buscar un lugar en el que aprender de un modo más ameno lo que estamos estudiando en casa. Una academia o un centro de formación como los que te ofrecemos aquí, en Formación IDEAL, te servirán para refrescar lo aprendido y de paso para adquirir técnicas de estudios y consejos útiles a la hora de abordar las pruebas de las que esté conformada la oposición. La elección de un buen centro de estudios puede ser tan importante como la propia oposición en sí.

Intentar entender

Empezar a estudiar un temario para las oposiciones significa saber que no aprenderemos todo, ni mucho menos, la primera vez que lo leamos. Debemos recapacitar y asumir que lo mejor que podemos hacer en una primera lectura es entender lo que estamos leyendo. Para ir reteniendo conocimientos y para relajarnos al entender que a la primera no nos sabremos todo al dedillo.

Hacer esquemas

Desde el principio es posible hacer esquemas de lo que estudiamos. Los mismos servirán para afianzar conocimientos al tiempo que nos facilitan la tarea de cara al futuro de repasar lo que ya hemos estudiado. Además, nos sorprenderemos cuando regresemos sobre la lección al ver que el esquema ya nos dice mucho o que simplemente tenemos más información que lo que ahí viene reflejado. Eso es una señal de que vamos por el buen camino.

Organizar un horario e ir ampliándolo

Además, estudiar con un horario fijo y que se puede ir ampliando con el tiempo es muy útil. Lo ideal es comenzar paulatinamente a estudiar. Con pocas horas al comienzo (alrededor de 3 ó 4) y con el paso de los meses ir aumentando el periodo de estudio. Desde luego, las oposiciones deben tomarse como un trabajo y eso supone que también tendremos que darnos nuestro espacio personal para descansar, pero siempre planificándonos previamente.

Ensayo y error

Para finalizar estos consejos, uno de los más útiles: ensayar y equivocarse. Sea del tipo que sea la oposición, existen exámenes y pruebas que nos sirven para medir nuestro nivel de conocimientos. Cuando hayamos pasado tiempo suficiente estudiando el temario, es interesante hacer un análisis de lo estudiado de modo que lo probemos mediante un examen que nos ayude a medir nuestros conocimientos. Ahí estaremos ensayando y equivocándonos si es preciso.