Las oposiciones a Policía Nacional contarán con 3.000 plazas para la escala básica. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Las oposiciones a Policía Nacional contarán con 3.000 plazas para la escala básica

Las oposiciones a Policía Nacional contarán con 3.000 plazas para la escala básica

Oposiciones



Aunque la convocatoria no se abrirá hasta abril, el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año contempla una tasa de reposición muy alta

Escrito por: A.L. Publicado: 22 ene

2019 se presenta como un año muy positivo para los aspirantes a ser Policía Nacional porque según el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este 2019, se pretenden cubrir muchas plazas ya existentes. Alrededor de 3.000 serán las que se pongan en concurso en las oposiciones para la Escala Básica. Eso sí, la convocatoria no se hará pública al menos hasta el mes de abril. Hasta entonces puedes tomar nota de los requisitos que hay que cumplir.

Requisitos para presentarse a esta convocatoria

  • Tener nacionalidad española
  • Haber cumplido la mayoría de edad
  • No haber sido condenado por delito doloso, ni estar separado del servicio al Estado ni incapacitado.
  • No tener ninguna incapacitación física o psíquica
  • Comprometerse a portar armas mediante un escrito
  • Medir al menos 1,65 metros si se es hombre y 1,60 si se es mujer
  • Tener el carnet de conducir B
  • Contar con al menos el Bachillerato o equivalente

Condiciones que incapacitan para presentarse

  • Se tendrá en cuenta la posible obesidad o delgadez
  • No llegar a la altura mínima exigida
  • Padecer de problemas de visión o de audición
  • Enfermedades que afetecn al día a día
  • Portar tatuajes pueden ser motivo de exclusión

¿Qué exámenes hay que superar?

  • Pruebas físicas en las que se medirá la velocidad, la resistencia o la fuerza
  • Pruebas de conocimiento y ortografía que medirán la destreza intelectual del aspirante
  • Reconocimiento médico y entrevista personal. En este punto se exigirá un buen desempeño por parte del aspirante de cara a evitar que esté incapacitado tanto física como mentalmente.