Las oposiciones más y menos fáciles. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Las oposiciones más y menos fáciles

Las oposiciones más y menos fáciles

Oposiciones



Si estás pensando en prepararte para una oposición es probable que te asalten una gran número de dudas a tu cabeza. Sin embargo, lo más posible es que, entre todas esas preguntas que te rondan, la que más se repita sea la de cuales son las oposiciones más fáciles y las más difíciles antes de decidirte por una de ellas.

Escrito por: Alberto Flores Publicado: 18 oct

A lo largo de este 2019 observamos una tendencia: cada vez son más las personas que deciden estudiar oposiciones en la búsqueda de un futuro laboral estable con el que poder desarrollarse a nivel profesional durante sus vidas. Se trata de una opción que actualmente resulta más estable que decantarse por el empleo en el sector privado pero que requiere de gran esfuerzo para poder conseguir una plaza en propiedad.

Por este motivo, hoy vamos a repasar cuáles son las oposiciones más fáciles y más difíciles de superar. En este sentido debemos tener en cuenta muchas cosas, no únicamente la dificultad del examen en sí. También es muy importante el número de personas que se presenta a cada examen, el tamaño del temario a preparar y la formación mínima exigida para poder presentarse a ellas.

OPOSICIONES MÁS DIFÍCILES

Inspector de trabajo

Se trata de una de las oposiciones más difíciles de aprobar. Su temario es enorme y cuenta con un gran número de candidatos para las pocas plazas de empleo públicas que ofertan. Todo ello hace que entren en el ranking de las oposiciones más complejas de superar.

Registrador de la propiedad

Si quieres ser registrador de la propiedad prepárate para un largo camino ya que son de las oposiciones que más se tardan en conseguir, con una media de entre 5 y 10 años de preparación para superarlas. Su temario se compone de 300 temas y la oferta de plazas es muy reducida. Eso sí, el salario al conseguir una plaza es muy elevado.

Notario

Al igual que sucede con las de registrador de la propiedad, las oposiciones para notario requieren de mucho tiempo de preparación para superarlas. Tienen un temario muy extenso y para superar el examen debes saberte el código civil, lo que hace que el número de aprobados sea bastante escaso.

OPOSICIONES MÁS FÁCILES

Celador

Si elaboramos una lista con las oposiciones más fáciles de superar no puede faltar en ella la de Celador. No exigen ningún título académico para presentarse a ellas, su oferta de plazas es bastante elevada y el número de opositores no es demasiado alto. Todo ello hace que se convierta en una opción a tener en cuenta.

Auxiliar de biblioteca

Para la oposición de Auxiliar de biblioteca se exigen pocos estudios, de hecho basta con tener la educación obligatoria por ley. Además, suelen ser de carácter local, lo que hace que el número de opositores sea bajo y aumente así las posibilidades de aprobar las pruebas.

Conserje escolar

Como sucede con los celadores, para las oposiciones de Conserje escolar tampoco se piden estudios mínimos para acceder a ellas. Las pruebas se componen por un único examen en el que se evalúan temas como el protocolo, mantenimiento o correspondencia.