Oposiciones a Policía Local en Granada: todo lo que necesitas saber. Formacion Ideal.
Foto asociada a la noticia: Oposiciones a Policía Local en Granada: todo lo que necesitas saber

Oposiciones a Policía Local en Granada: todo lo que necesitas saber

Oposiciones



Las oposiciones a Policía Local de Granada están a la vuelta de la esquina según los anuncios hechos por el propio Consistorio de la capital hace unos meses, por eso, aprovechamos para repasar qué se sabe y qué requisitos y exámenes se suelen llevar a cabo

Escrito por: A.L. Publicado: 29 ene

La vocación de servicio público y de trabajar para mejorar la vida de los demás es una vocación que nace con la persona. Quienes la tengan y deseen emplearse como Policía Local de Granada deben saber que dentro de poco se espera que se abra una nueva convocatoria de empleados públicos policiales. De hecho, según las cifras que maneja el Ayuntamiento, se espera que se incorporen a lo largo de los próximos años hasta unos 70 efectivos policiales nuevos.

Requisitos para ser Policía Local

Para ser un agente de la Policía Local de Granada hay que cumplir una serie de características que serán similares -si no las mismas- a las que año tras año se ponen encima de la mesa en cada convocatoria. Estos son los requisitos más habituales:

  • Tener la nacionalidad española
  • Ser mayor de edad y no haber alcanzado la edad de jubilación forzosa
  • Medir al menos 1,60 metros si eres mujer y 1,65 si eres hombre
  • Tener al menos el título de bachillerato o equivalentes
  • Estar en posesión del carnet de conducir B
  • No padecer de incapacitación física ni mental alguna
  • No haber sido expulsado del ejercicio de la profesión ni del servicio al Estado

Cumpliendo esos requisitos, los futuros agentes serán personas competentes en varios asuntos. Especialmente en los relacionados con la protección, la vigilancia y la prevención. Así como todo aquello que redunde en el beneficio de la sociedad y que tenga relación con el ámbito de la carrera judicial ya que hay agentes que trabajan codo con codo con la Policía Judicial.

Pruebas de acceso

Como en las convocatorias precedentes, el acceso a la Policía Local se divide en tres tipos de pruebas. Dos de ellas ponen a los aspirantes a prueba, valga la redundancia, en cuanto a su nivel de aprendizaje y entrenamiento y la tercera mide básicamente cuestiones inherentes a los propios candidatos.

La primera prueba que deben pasar los aspirantes es de tipo físico. Con una serie de exámenes que miden la velocidad, la resistencia, la fuerza y la flexibilidad, los aspirantes a agente de la Policía Local han de solventarlos de manera que puedan pasar los test. Y los resultados que se obtienen no son sencillos. Requieren de mucho esfuerzo.

Si se supera la parte más física, llega la parte teórica. Esta se divide en dos exámenes. El primero pone a prueba los conocimientos adquiridos con el temario que se ponga a estudio a través de un examen de tipo test de 100 preguntas. Se debe aprobar si se quiere avanzar al siguiente paso.

El siguiente examen es una prueba de tipo práctico en el que se debe resolver un supuesto. Es decir, hay que desarrollar los conocimientos estudiados en un caso práctico que pueda darse perfectamente en la vida real. Aquí es importante haber practicado mucho antes de llegar a la fase de oposición porque en las academias se suele hacer hincapié de manera acertada en los supuestos prácticos que más se suelen repetir.

Si se supera todo lo anterior, queda lo más fácil. En teoría, claro. Porque depende de cada uno atestiguar que se está sano de mente y de cuerpo. Es decir, nos referimos a la parte de la entrevista personal y de los reconocimientos médicos. En lo primero debe quedar claro que la persona está sana y que puede participar de su trabajo de manera segura para todos y en lo segundo debe quedar patente lo mismo, pero para que el ejercicio de sus funciones pueda ser competente.

Si se solventan todas las pruebas con éxito, la llegada a la Policía Local de Granada está asegura. Y el servicio a la ciudad de la Alhambra será un hecho.