Formación IDEAL

Trucos de estudio para aprender inglés

Manuel / 26-07-2019

La práctica, esencial para aprender inglés

Ser constante en poner en práctica todo lo que se vaya aprendiendo de inglés es la mejor forma de aprender el idioma de forma rápida y eficaz. Por eso, apuntarse a una academia de inglés permite a los estudiantes dedicar el tiempo que se necesita para aprender otro idioma, así como poner en práctica los conocimientos adquiridos en las distintas pruebas y ejercicios, tanto escritas como orales.

Cuando las clases se imparten 100% en inglés, los alumnos se sumergen por completo en la lengua y ponen más empeño en aprender y, poco a poco, mejorar su entendimiento, pronunciación y facilidad de diálogo.

Los cursos de inglés hacen que los estudiantes se vuelvan más responsables y estén más motivados. Pero también es posible practicar el idioma en casa con ayuda de una gran cantidad de aplicaciones móviles para aprender idiomas.

Estudiar inglés con una motivación

Cualquier meta que se proponga es más fácil de alcanzar si se tiene una buena motivación para hacerlo. En el caso del inglés, el estudiante puede motivarse por conseguir un título oficial de Cambridge, tan necesario para acreditar el nivel de inglés, adquirir un título universitario, presentarse a unas oposiciones o encontrar trabajo.

Focalizar todos los esfuerzos en esta motivación hará que el aprendizaje se vuelva más a meno y gratificante. Lo que está claro es que saber inglés abre miles de puertas, tanto a nivel social, como laboral.

No tener miedo a equivocarse en el aprendizaje de inglés

Si te has planteado aprender inglés, o mejorar el idioma, es porque aún cometes fallos. Ni más ni menos que lo mismo que le ocurre al resto de compañeros de clase de tu academia de inglés.

En Kelington Institute las clases se dividen por niveles, por lo que todos los estudiantes están al mismo nivel.

Al igual que cuando aprendemos a hablar no tenemos miedo a no saber pronunciar o no conozcamos todas las palabras, deberemos tener la misma actitud para aprender inglés. Dejar el miedo al ridículo a un lado es fundamental para aprender idiomas. Puedes practicar con otros estudiantes, conocer a gente de Erasmus o incluso chatear con gente de todo el mundo a través de plataformas específicas para aprender inglés de esta forma.

Lo mejor es tomarse el aprendizaje muy en serio, pero también hacer que se trate de un proceso divertido.

Crea un cuaderno de vocabulario

Tener un cuaderno o documento en el que ir añadiendo cada palabra nueva o expresión que se vaya aprendiendo nos ayudará a reforzar el vocabulario y repasarlo de vez en cuando.

Junto a la traducción de la palabra, puede añadirse una definición y un ejemplo, y si son tres ejemplos, en tres contextos diferentes, mejor aún.

Añadir palabras y conceptos al cuaderno de vocabulario a diario también nos permitirá ser más conscientes de todo lo que hemos avanzado y estar aún más motivados.

Prestar especial atención a la pronunciación en inglés

Uno de los riesgos de aprender inglés en casa o por nuestra cuenta, es que no contamos con el apoyo y la guía imprescindible que suponen los profesores. Esto quiere decir que, al no tener quien nos corrija, es más posible que aprendamos inglés con una mala pronunciación desde el principio, algo que cada vez costará más corregir.

La pronunciación es uno de los aspectos del aprendizaje de un idioma al que más atención debe prestarse desde el principio.