Formación IDEAL

Imagen descriptiva de la noticia 'Paciencia y constancia: Las claves para aprender idiomas'

Paciencia y constancia: Las claves para aprender idiomas


Manuel / 27-11-2019

En el Centro de Idiomas B&H lo tienen claro: «El éxito en el aprendizaje de idiomas se basa en gran medida en la paciencia y la constancia». Sin embargo, esto parece quedar a veces en un segundo plano, cuando los alumnos se centran al 100% en obtener lo antes posible un título oficial de inglés. Cuando esto sucede, estamos olvidando, cada vez más, que lo importante no es el título en sí, sino desarrollar un proceso de aprendizaje del idioma, que requiere necesariamente tiempo y buenos profesionales.

La fiebre de los títulos oficiales de idiomas

Tener un título oficial de inglés, o de cualquier otro idioma, está bien. Nos abre puertas y nos permite certificar el nivel que tenemos o demostrar que estamos capacitados para acceder a un determinado puesto de trabajo.

Según explican los profesionales del Centro de Idiomas B&H, al principio de su trayectoria como academia, lo habitual era que los alumnos se apuntaran a sus cursos sin presiones de ningún tipo, más allá del objetivo de aprender un idioma. El interés del alumno era, especialmente, poder comunicarse con otras personas en otra lengua. Y aunque algunos buscaban conseguir un título oficial, por gusto o por motivos labores, estos eran una minoría.

Sin embargo, en concreto desde que es obligatorio tener el B1 de un segundo idioma para poder obtener una titulación universitaria, muchos de sus nuevos alumnos se apuntan a la academia con el principal objetivo de llevarse a casa esta titulación. Conseguir un B1, un B2 o un C1 parece ser lo importante. Y cuanto antes se consiga este título, mejor que mejor. De modo que, aparentemente, no importa si durante el proceso no se ha aprendido lo necesario como para poder comunicarse en este idioma de manera eficaz.

Los exámenes de Cambridge, o cualquier otra titulación oficial, tratan de demostrar que el propietario del título puede utilizar su inglés en las diferentes destrezas contempladas en el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Cada nivel de conocimiento, según este marco de referencia, incluye unos descriptores que indican qué capacidades tiene el usuario y cómo puede desenvolverse en este idioma. Así que, al final, lo que cuenta no es lo bueno que uno pueda ser haciendo exámenes, o la nota que se saque, sino lo que los alumnos aprenden y su capacidad para llevar a la práctica la teoría.

Aprender idiomas

Aunque el Centro de Idiomas B&H es Centro Preparador Premium de Exámenes de Cambridge English, quieren transmitir la importancia de adquirir todos los conocimientos que se necesitan para aprender el idioma en profundidad, con paciencia y disciplina. Ya que, al fin y al cabo, esta es la clave del éxito y la manera de tener más garantías de obtener el título que necesitan.

“Nos enfrentamos a muchos problemas de motivación de los alumnos, debido entre otras razones a la falta de interés por aprender y no saber valorar la utilidad de un idioma,” señala Kate (directora del centro). “Hay que visualizar un futuro en el cual comunicas con soltura en otro idioma en todos los ámbitos de tu vida. Esto es mucho más motivador que un papel en mano.”

No hay que olvidar que cada persona aprende a un ritmo diferente. Por este motivo es importante ser realista con los tiempos, y evitar perder la motivación cuando no se ha conseguido el título en un periodo de tiempo que, probablemente, no se ajustaba a las necesidades reales de cada uno.

Porque si de algo trata todo esto es de que, después de conseguir el título, el alumno pueda demostrar en su puesto de trabajo, en sus relaciones sociales o en sus viajes, todo lo que ha aprendido.

Para conseguirlo, en esta academia de idiomas de Granada, ubicada en Santa Fe, cuentan con profesores titulados, cercanos y con gran experiencia. Y todos sus cursos de idiomas se imparten en clases en grupos reducidos que permiten a los alumnos disfrutar de una atención más personalizada y de una inmersión total en el idioma.