Formación IDEAL

4 grandes ventajas de aprender inglés en grupos reducidos

Manuel / 31-12-2019

Apuntarse a una academia de idiomas tiene numerosas ventajas, convirtiéndose ésta opción en la más eficaz y accesible para aprender inglés. No obstante, no todas las academias ofrecen las mismas garantías en su labor de enseñar idiomas. Entre otros aspectos, los padres y alumnos interesados deberán fijarse en el número de alumnos por clase. Ya que aprender inglés en grupos reducidos es, sin duda, el camino más rápido y eficaz de obtener un título oficial y adquirir las competencias necesarias para aprender idiomas de manera personalizada.

Las clases reducidas de inglés permiten una enseñanza personalizada

En Academia de Idiomas Opensky admiten un máximo de seis personas por grupo. Lo que permite a sus profesionales centrarse de manera plena en cada uno de los alumnos para trabajar acorde a las necesidades de cada uno de ellos.

No todas las personas aprenden idiomas al mismo tiempo, ni con la misma metodología. Por lo que es importante tener la posibilidad de contar con un profesor que conozca las necesidades de cada integrante del grupo y se adapte a ellas en la medida de lo posible. Además, al tener que atender a menos alumnos, el profesor podrá dedicar un tiempo mayor a corregir los ejercicios y actividades de los presentes.

Por otro lado, en un grupo pequeño el profesor podrá personalizar la clase más fácilmente, atendiendo a las necesidades e intereses de su grupo. Los grupos pequeños pueden ser más homogéneos, por lo que en ellos el aprendizaje es más eficaz.

Los grupos reducidos de inglés favorecen una interacción mayor

Los idiomas se aprenden a base de práctica. Por eso, otra gran ventaja de las clases de inglés con grupos reducidos es que todos los alumnos tienen más oportunidades de participar en clase. Así como practicar las pruebas orales con los compañeros y profesores titulados.

En definitiva, un grupo con un número pequeño de alumnos favorece la integración de todos ellos y crea un ambiente de mayor confianza y colaboración entre ellos y el profesor.

Lo mejor de los profesores particulares y las clases en grupo

Las clases de inglés con grupos reducidos ofrecen a los estudiantes las ventajas de los profesores particulares. Pero sin tener que renunciar a los aspectos positivos que conllevan las clases grupales. Tales como la interacción con los compañeros, que favorece la confianza y desenvoltura con el idioma; o la capacidad de hacer actividades en clase y aprender tanto con los errores y aciertos propios, como con los de los demás. De la misma manera, se puede aprovechar del precio más competitivo de las academias de inglés, pero contando con un profesor que se centra al 100% en cada uno de sus alumnos.

Grupos con el mismo nivel y aspiraciones

Cuando los grupos son pequeños, es más sencillo que todos los alumnos tengan el mismo nivel. Lo que permitirá al profesor elaborar lecciones de las que todos puedan beneficiarse por igual y aprovechar al máximo cada hora en la academia de idiomas.

En cambio, en los grupos demasiado numerosos es más difícil lograr que todos los estudiantes se encuentren a la par o se integren por completo en el grupo.

Cuando todo el grupo tiene un interés común y es participativo, enseñar inglés de la mano de profesores nativos y titulados se vuelve una tarea mucho más amena, divertida y, sobre todo, eficaz.