Formación IDEAL

¿Cómo mejorar la concentración en los niños?

¿Cómo mejorar la concentración en los niños?
Alberto Flores

Padres y madres se habrán tenido que enfrentar en más de una ocasión a una sesión de deberes o estudio de sus hijos en la que la falta de concentración se vuelve la protagonista. Ante esta situación, además de la paciencia, existen algunos consejos para mejorar el rendimiento.

Lo más normal del mundo es que los más pequeños de la casa se distraigan con relativa facilidad. Sobre todo a la hora de estudiar o de hacer deberes, una tarea que no suele gustar demasiado a la mayoría. Y es que, comparado con poder jugar a cualquier otra cosa, ver algunos dibujos o estar con sus amigos, lo cierto es que el estudio y las actividades escolares quedan en baja estima para ellos.

Esto es algo contra lo que padres y madres tienen que luchar durante todo el curso. También en los periodos de vacaciones si tienen que hacer deberes en casa o continuar con su preparación. Sin embargo, esta particular batalla no está perdida. Te ofrecemos algunos consejos y trucos que puedes llevar a cabo para que estas sesiones de trabajo sean más efectivas y la concentración de tus hijos sea cada vez más grande.

Método Guillour

Este método consiste en copiar una serie de dibujos mirando una determinada imagen a través de un espejo. De este modo se trabaja la capacidad de concentración, ya que tendrán que fijarse en todos los detalles. Además, también se mejora la simetría y la inteligencia espacial, lo que es estupendo para estimular los hemisferios cerebrales y, a medio plazo, aumentar los ciclos de concentración.

Crear hábitos

Lo mejor para realizar cualquier actividad de una forma efectiva es crear hábitos. En este sentido, lo mejor que podemos hacer para que las tediosas sesiones de estudio y trabajo sean más llevaderas es generar una rutina de estudio. Cuanto antes comencemos, más fácil será todo. Intenta que cada día dediquen una franja horaria a las actividades formativas y que lo hagan en un espacio tranquilo, si es posible en su propio escritorio.

Juegos de concentración

También puedes buscar aumentar su capacidad de concentración a través de juegos. En este sentido, hacer puzzles, rompecabezas, laberintos o pintar mandalas está muy recomendado. Se lo pasarán bien y estarán ejercitando su concentración sin darse cuenta. Una manera divertida y original de mejorar sus capacidades.

Descansos

Otro aspecto importante está relacionado con los descansos, sobre todo en niños y niñas pequeños. Ten en cuenta que todavía no están acostumbrados a estudiar o hacer estas actividades durante mucho tiempo. Por ello, su rendimiento disminuirá tras una hora intensa de trabajo. Para que esto no suceda podéis hacer pequeñas paradas periódicas para descansar un poco.

Refuerzo positivo

Los refuerzos positivos son un gran aliado para demostrar a cualquier persona que lo que está haciendo está bien. Y más todavía con los más pequeños. Para mantener la motivación a un buen nivel, debemos felicitarles cuando estén cumpliendo con su trabajo y realizando esfuerzo para ello. Estar orgulloso de ellos es el mejor combustible para alimentar sus ganas.

El silencio

Al igual que crear hábitos de estudio es fundamental de cara al futuro, generar buenas prácticas también es importante. Una de las más relacionadas con la concentración es el silencio. Procura que no haya mucho ruido en casa mientras estudian, ya que esto puede afectar a su rendimiento.