Formación IDEAL

Imagen descriptiva de la noticia 'Dieta del opositor: cómo alimentar cuerpo y mente'

Dieta del opositor: cómo alimentar cuerpo y mente


Manuel / 09-01-2020

Llevar una dieta sana y equilibrada en nuestra vida nos permite tener energía y bienestar para afrontar nuestras tareas diarias sin problemas. Nuestro cuerpo se encuentra mejor y nos permite aumentar nuestro rendimiento en muchas tareas. Una de ellas es el estudio, tarea que requiere de gran concentración y energía. Y lo mejor para que no nos falte nada es contar con una buena alimentación.

¿Qué alimentos consumir?

Si quieres que tu rendimiento sea el máximo durante tus largas jornadas de estudio, debes tener en cuenta varios factores que van más allá del estudio. Estos son las horas de descanso, actividades para desconectar y, también, la alimentación. Con una dieta equilibrada y sana tendremos energía suficiente para estudiar y nuestro cuerpo y mente se encontrarán mejor, lo que hará que rindamos más.

Alimentos recomendados

  • Productos lácteos: proporcionan una gran cantidad de proteínas que mantienen nuestro cerebro a pleno rendimiento. Los yogures, la leche y el queso son tus aliados.
  • Aceite de oliva: básico en toda dieta que se precie. Es rico en Omega 3 y Vitamina E, lo que nos ayudará a estudiar.
  • Frutos secos: son perfectos para picar en tus descansos. Tienen muchas propiedades y son bastante beneficiosos para la memoria, el aprendizaje y la atención.
  • Fruta: la fruta en general es buena. Recomendamos, sobre todo, los plátanos y los cítricos.
  • Agua: la hidratación es fundamental, por lo que resulta clave beber mucha agua. Siempre que estudies ten una botella cerca.

Alimentos a evitar

Ya sabes los alimentos que mejor sentarán a tu cuerpo y mente para estudiar con la máxima eficiencia. Pero también existen una serie de productos que, sobre todo los días y semanas previas a la oposición, pueden hacer que nuestro rendimiento caiga en picado.

  • Cafeína: en poca cantidad puede ser buena, ya que nos ayudará a estar despiertos. Sin embargo, si la consumes en grandes cantidades puede afectar de manera negativa para tu rendimiento en el estudio.
  • Fritos y comida rápida: nuestra digestión será más pesada, descansaremos peor y nuestra eficiencia será deficiente.
  • Azúcares: si consumimos muchos productos con azúcares puede afectar a nuestra capacidad de aprendizaje. También se debe prestar atención a los productos sin azúcar, ya que en muchos casos llevan edulcorantes que provocan los mismos efectos.

Menú para el día de la prueba

Normalmente, las pruebas y exámenes de las oposiciones suelen realizarse a primera hora de la mañana. De este modo, el desayuno será la última comida que hagas antes de enfrentarte al momento clave para el que te has estado preparando durante los últimos meses. Ese día debes desayunar aunque los nervios te cierren el estómago ya que necesitarás la energía para poder afrontar el examen en las mejores condiciones.

Lo mejor que puedes hacer, es continuar con tu rutina de desayuno como si de un día normal se tratase. Si sueles desayunar tostadas, cereales y un café, lo más aconsejable es que repitas menú. Aunque lo ideal sería realizar un desayuno no muy pesado y que resulte fácil de digerir. Eso sí, sin olvidarnos de que nos aporte la energía suficiente para la larga mañana que tendrás por delante.