Formación IDEAL

Imagen descriptiva de la noticia 'Fallos más comunes durante los exámenes de oposiciones'

Fallos más comunes durante los exámenes de oposiciones


Manuel / 31-01-2020

Imagina que llevas preparándote todo un año para un examen y que en el momento de hacerlo cometes un error por los nervios que tira por la borda todo el trabajo realizado. Es algo que sucede bastante a menudo a los postulantes a oposiciones. Y es que, debido a los nervios, en muchas ocasiones se cometen algunos errores de los que, si no se está concentrado, resulta bastante complicado percatarse. Por ello hemos recopilado los más comunes para que puedas evitarlos.

ERRORES EL DÍA DEL EXAMEN

Faltas de ortografía

Las faltas de ortografía, ese viejo enemigo. Puede parecer algo que no hace falta mencionar, sin embargo, las prisas y los nervios no son buenos compañeros y pueden hacer que se nos olvide revisar nuestro examen. Aunque tu ortografía sea exquisita, intenta reservar unos minutos para repasar todo al finalizar tu redacción.

Repasar el día del examen

Siempre se dice pero no por ello la gente hace caso: no se debe estudiar el mismo día del examen. Ni tampoco es aconsejable darse un atracón durante los últimos días antes del mismo. Lo único que conseguirás si lo haces es aumentar tu ansiedad, hacer que la inseguridad se apodere de ti y que los nervios no se vayan de tu cuerpo. Y todas esas sensaciones pueden llevar a que te olvides de cosas.

Activar el modo robot

Durante el examen es normal que intentes recordar tus apuntes al pie de la letra. Sin embargo, a la hora de plasmarlos no olvides que el tribunal corregirá miles de exámenes y que el tuyo debe destacar sobre el resto. No vale con un ‘copia y pega’ del temario sin más. Desarrolla las respuestas y los temas a tu manera, de forma única, pero no olvides hacerlo con un vocabulario formal. De este modo destacarás y no parecerá que simplemente has almacenado información en tu cabeza.

PRINCIPALES FALLOS EN LOS TEST

No en todos los exámenes de oposiciones tendrás que desarrollar un tema o tus respuestas. También existen, y son muchos, las pruebas tipo test. Y como sucede con el resto de exámenes, los nervios también pueden jugarnos una mala pasada. Estos son los errores más típicos cometidos en las pruebas tipo test:

  • Lectura insuficiente o parcial: mucha gente, debido al estado de nervios, no lee todas las preguntas cuando llega a la que considera que es correcta. Intenta que, aunque estés seguro, no se te pase leer ninguna opción.

  • Leer demasiado rápido: si eres organizado y estás bien preparado no tendrás que correr. Uno de los errores más comunes es leer tan rápido que omitas alguna palabra clave del contenido.

  • Bloqueo: cuando se lee varias veces una misma pregunta y no se encuentra respuesta posible llega el bloqueo. En este punto resulta fundamental pasar a la siguiente pregunta y, si sobra tiempo, volver a ella una vez finalizadas el resto.