Formación IDEAL

Imagen descriptiva de la noticia 'Pros y contras de ser funcionario de prisiones'

Pros y contras de ser funcionario de prisiones


Alberto Flores / 20-08-2020

Las oposiciones de funcionario de prisiones son unas de las grandes desconocidas por la mayoría. Sin embargo, ofrecen unas condiciones laborales muy buenas y un buen número de plazas cada año. ¿Son las oposiciones para ti?


Unas de las oposiciones menos conocidas por la mayoría son las de funcionarios de prisiones. Como sucede con casi todas, se convocan anualmente y ofrecen puestos de trabajo en las Instituciones Penitenciarias de España. Pero… ¿Son una buena opción para conseguir un trabajo estable y cómodo? Os vamos a contar sus principales pros y contras para que podáis saber si estas oposiciones son para vosotros o no.

Ventajas de ser funcionario de prisiones

Oposiciones asequibles

Las oposiciones de funcionario de prisiones son unas de las que más plazas por candidato ofrece en la actualidad. Por ejemplo, en el año 2017 el número de candidatos fue de 12.000 para un total de 700 plazas, es decir, había un puesto por cada 17 opositores. Además, cada año el número de plazas ofertadas aumenta y el temario a preparar no es de los más complicados en el mundo de las oposiciones.

Buenas condiciones laborales

Las condiciones laborales, si no te importa trabajar en una prisión, son muy buenas. Cada año un recién llegado puede disfrutar de 22 días de vacaciones y 6 de asuntos propios. Además, los horarios también son bastante buenos y se puede hacer una jornada continua de 7 horas y media o realizar turnos dobles para conseguir un día de descanso extra a la semana.

Un sueldo atractivo

Sin lugar a dudas uno de los puntos más destacados de los funcionarios de prisiones tienen que ver con el sueldo. Los ayudantes en Instituciones Penitenciarias cuentan con un sueldo de entre 25.000 y 35.000 euros anuales, salario que depende del destino y de si se trabaja en vigilancia u oficinas.

Posibilidad de ascender

A diferencia de otras oposiciones, las de funcionario de prisiones ofrecen la posibilidad de hacer carrera y lograr ascensos. Cuentan con un sistema de promoción interna para acceder al Cuerpo Superior de Técnicos de Instituciones Penitenciarias, ya sea en la rama de juristas, conducta o gerencia. De manera que las condiciones laborales podrán mejorar a medida que pasa el tiempo.

Desventajas de ser funcionario de prisiones

Preparar la oposición

Aunque son unas oposiciones asequibles, tal y como hemos dicho anteriormente, tendrás que prepararte con bastante esfuerzo y tiempo si quieres conseguir una plaza. Y, aunque las haya más sencillas, ningún proceso de este tipo es fácil.

Trabajo de riesgo

Estarás trabajando en una prisión y esto es algo que siempre conlleva riesgos al tener que tratar con reclusos. Es cierto que existen labores como las de oficina que son menos peligrosas pero las tareas de vigilancia requieren de un contacto directo con los encarcelados.

Movilidad geográfica

Este punto a lo mejor no es una desventaja para todos pero sí para la mayoría. Al aprobar las oposiciones es posible que te toque trabajar muy lejos de tu ciudad de origen y, aunque puedas intentar regresar con el paso del tiempo, nada garantiza que acabes trabajando en el lugar que deseas.

No todo el mundo vale

Ser funcionario de prisiones es un trabajo que no está hecho para todo el mundo. Es necesario poseer unos nervios de acero, mantener la cabeza fría en todo momento y saber responder ante situaciones tensas.