Las oposiciones son la primera opción laboral para cientos de miles de españoles, que en los últimos años han visto como las condiciones y salarios del sector privado han empeorado de forma significativa respecto al sector público. Esto hace que no sólo opositen los que buscan su primer empleo.

La
oferta de empleo público que compete a las distintas administraciones del Estado viene fijada por los Presupuestos Generales del Estado y desarrollada por cada una de las administraciones competentes.

Los requisitos de acceso son específicos para cada convocatoria, estableciendo la titulación necesaria y los criterios de valoración. Si en el proceso de selección solo se tiene en cuenta la nota del examen hablaremos de oposición, si además se valoran otros méritos hablaremos de concurso oposición.

Tipos de exámenes

Las oposiciones pueden incluir además de los exámenes específicos, casos prácticos, pruebas prácticas, pruebas físicas, psicotécnicos, entrevistas personales, pruebas de idiomas o reconocimiento médico.


Las oposiciones a Policía Local son, junto a otras como las del Cuerpo de Bomberos, unas de las que cuentan con pruebas y exámenes de alto nivel para optar a una plaza de empleo. Las convocatorias, dependiendo del lugar del que se trate, pueden ser diferentes entre sí aunque normalmente mantienen los mismos requisitos a nivel general y las mismas pruebas para evaluar a los opositores.

Requisitos para opositar a Policía Local

  • Ser español o tener nacionalidad española.
  • Ser mayor de edad y no haber alcanzado la edad máxima de jubilación.
  • Estar en posesión del título de Bachiller, Técnico Superior o equivalente.
  • Estatura mínima de 1,65 metros en hombres y de 1,60 en mujeres.
  • Compromiso de llevar armas y utilizarlas en caso de que sea necesario.
  • Poseer los permisos de conducir de clase A o A2 y B.
  • No haber sido separado por expediente disciplinario del servicio del Estado, de las comunidades autónomas o de entidades locales.
  • No padecer enfermedad o defectos físicos o psíquicos que impidan el normal desempeño de las tareas del puesto solicitado.

Pruebas de las oposiciones para la Policía Local

Examen teórico

Para evaluar el conocimiento del temario de los opositores se realizan dos exámenes. El primero consiste en 100 preguntas tipo test, mientras que el segundo es un supuesto práctico también de tipo test.

Pruebas físicas

Aunque pueden variar dependiendo de la convocatoria, normalmente estas pruebas son de velocidad, de tren superior e inferior, de flexibilidad, de natación y de resistencia. En ellas se deben superar unas marcas que son diferentes en función del sexo y de la edad.

Reconocimiento médico y psicotécnico

Para terminar, en las oposiciones a la Policía Local también hay un examen psicotécnico en el que se miden las condiciones a nivel intelectual, de personalidad y de actitud de los candidatos. Además, si se supera, también se realiza un reconocimiento médico para comprobar las facultades físicas de los aspirantes.

Los más visitados