Las oposiciones son la primera opción laboral para cientos de miles de españoles, que en los últimos años han visto como las condiciones y salarios del sector privado han empeorado de forma significativa respecto al sector público. Esto hace que no sólo opositen los que buscan su primer empleo.

La
oferta de empleo público que compete a las distintas administraciones del Estado viene fijada por los Presupuestos Generales del Estado y desarrollada por cada una de las administraciones competentes.

Los requisitos de acceso son específicos para cada convocatoria, estableciendo la titulación necesaria y los criterios de valoración. Si en el proceso de selección solo se tiene en cuenta la nota del examen hablaremos de oposición, si además se valoran otros méritos hablaremos de concurso oposición.

Tipos de exámenes

Las oposiciones pueden incluir además de los exámenes específicos, casos prácticos, pruebas prácticas, pruebas físicas, psicotécnicos, entrevistas personales, pruebas de idiomas o reconocimiento médico.


Para poder trabajar en las cárceles de España es necesario conseguir una plaza mediante las oposiciones a Funcionario de Prisiones. Estros trabajadores son los encargados de fomentar un entorno de seguridad y sin riesgos dentro de los centros penitenciarios, para lograrlo se encargan de supervisar a los presos y las visitas para evitar situaciones tensas y mantener todo en orden.

Requisitos para ser Funcionario de Prisiones

  • Ser mayor de edad y no haber alcanzado la edad de jubilación.
  • Tener nacionalidad española.
  • Poseer titulación universitaria.
  • No tener antecedentes por delitos graves ni haber sido inhabilitado para el ejercicio de un empleo en la Administración Pública.
  • No padecer ninguna enfermedad que impida realizar las funcionas propias del puesto que se solicita.

Fases en las oposiciones de Funcionario de Prisiones

Para poder trabajar en prisiones, además de cumplir con los requisitos para presentarse a la oposición, se deben superar tres fases eliminatorias en las que demostrar los conocimientos sobre el temario especificado en las bases de la convocatoria. Si consiguen superar con éxito las fases de la oposición, los puestos de trabajo que se pueden desempeñar son en las áreas de vigilancia, en oficinas y el área mixta.

La primera fase de la oposición consiste en un examen tipo test de 150 preguntas. La segunda fase presenta 10 casos prácticos sobre los que se realizan varias preguntas. Mientras que, una vez superadas las dos fases anteriores, la última parte de la oposición consiste en un reconocimiento médico en el que se comprueba que los aspirantes no tienen lesiones o enfermedades que les pueda impedir realizar su función correctamente.

Los más visitados